X

Robos en el Barrio Mirador del Cerro 3: los vecinos hacen fogatas para vigilar en la noche

De ese modo buscan contrarrestar el delito, porque no tienen respuestas de las autoridades. Aseguran que día por medio son víctimas del delito, y que los ladrones se llevan hasta la comida congelada.

Las fogatas de los vecinos.

por Antonella Camargo

elchorrillero.com

Actualizada: 06/04/2021 23:06

Los habitantes del Barrio Mirador del Cerro 3 expusieron que la Policía “demora media hora en llegar” y que “nunca” recuperaron sus pertenencias sustraídas.

“No sabemos qué hacer, estamos muy preocupados”, transmitió Patricio, uno de los vecinos que ya fue víctima de la inseguridad que se vive en la zona. Sostuvo que desde hace tres meses la delincuencia no cesa y la impunidad preocupa cada día más.

“Cansados” de que les roben y ante la falta de acción de las fuerzas de seguridad decidieron visibilizar la realidad que los aqueja.

“Había sufrido algún que otro robo durante la obra de mi casa, pero dentro de todo estaba tranquilo. Hace dos o tres meses el panorama se volvió terrible y se producen cada uno o dos días”, sostuvo en declaraciones a El Chorrillero.

Explicó que las casas están rodeadas de terrenos repletos de arbustos, que los conectan con el Barrio Eva Perón y que son utilizados por los ladrones para “espiar” las viviendas y esconder los elementos que se llevan.

“Ya tuvimos el caso de un vecino al que le robaron mientras estaba durmiendo. Tememos que esto escale más porque cada vez son hasta más violentos”, expresó.

A raíz de esto, dijo que han realizado denuncias ante la Policía y Medio Ambiente de la Municipalidad por “el campo aledaño que está tapado de yuyos”, pero no hubo respuesta de ninguna autoridad.

Si bien semanas atrás se reunieron con autoridades de Seguridad, aseguró que todo “quedó en la nada” y desde ese momento los delitos contra la propiedad se multiplicaron.

Ante la desesperación, dijo que hasta le han propuesto al dueño de los terrenos que están a los costados pasar una máquina para limpiar.

Cuidar el barrio entre vecinos, todas las noches.

Patricio contó que los efectivos suelen recorrer la zona, pero esto no evita que los delincuentes vuelvan todos los días.

“Tenemos un grupo de seguridad para avisarnos todo. La Policía insiste en que llamemos al 911 y lo hacemos, pero llegan media hora después de que se fueron delincuentes”, afirmó.

Por lo mismo, consideró que “no es efectiva la actuación” y es imposible dormir por las noches.

En este contexto, realizan fogatas y en grupos recorren las diversas calles del barrio, que tiene alrededor de 60 familias.

“Está construido en un 40%, el resto son loteos que tienen dueños pero sin edificaciones. Muchos están en obra”, precisó.

También mencionó que los ladrones son siempre los mismos porque tienen la modalidad de llevarse comida o consumirla en las casas. Cuando Patricio fue víctima de un hecho, le sacaron un pollo congelado y empanadas.

“Nunca hemos recuperado alguna pertenencia robada. Por eso nos llama mucho la atención la inacción de la Policía”, añadió.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR