X

Horas antes de la suspensión, Trotta había dicho que las restricciones no debían empezar por las clases

La decisión de suspender las clases presenciales en el AMBA por dos semanas entre el 19 y el 30 de abril sorprendió a todos. La medida generó cacerolazos en la ciudad.

Trotta había dicho que las restricciones no debían empezar por las clases.
Actualizada: 15/04/2021 10:02
PUBLICIDAD

Horas antes del anuncio de la suspensión de las clases presenciales, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que “las restricciones” no debían “comenzar por el cierre de las escuelas como primera medida”.

Así se expresó el ministro ante el Consejo Federal de Educación (CFE), que evaluó el estado de situación del retorno a la presencialidad a nivel federal, “ponderando el efectivo cumplimiento de los protocolos y la relevancia de la priorización de la escuela como un espacio cuidado, de bajo contagio, para contener y acompañar a las niñas, niños y adolescentes”.

En ese marco, “se presentó una propuesta para administrar la presencialidad en aquellas áreas donde la situación epidemiológica se agudice”.

“No podemos comenzar las restricciones cerrando las escuelas. Si tiene que haber una disminución de la presencialidad para restringir la circulación de personas, no debería implicar la suspensión absoluta de las clases en las aulas como primer medida; se pueden administrar distintas medidas en torno a la asistencia en aquellas zonas que presenten mayor complejidad, considerando la menor unidad geográfica posible ya que la escuela ha dado muestras de ser un espacio seguro”, resaltó Trotta.

Sin embargo, horas más tarde el presidente Alberto Fernández anunció que las clases presenciales se suspenderán entre el 19 y el 30 de abril.

En el CFE, los ministros coincidieron en que las restricciones deben estar vinculadas a los ámbitos sociales no protocolarizados que se desarrollan fuera de las instituciones educativas y acordaron que ante la necesidad de restringir la presencialidad alternada a la que asiste hoy el sistema educativo por el aumento de casos, deberá considerarse en la menor unidad geográfica posible.

En el encuentro se abordó también el estado de situación del proceso de retorno a clases presenciales a nivel federal donde se ratificó la priorización de la escuela como ámbito de bajo contagio con el correcto cumplimiento de protocolos.

“La escuela sigue siendo un lugar de bajo riesgo son los protocolos estrictos que hemos aprobado federalmente. Confiamos en la fiscalización de cada una de las jurisdicciones, como confiamos también en los equipos directivos de cada escuela para desplegar los protocolos en cada establecimiento”, había dicho Trotta. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR