X

UNICEF y la Sociedad Argentina de Pediatría defienden las clases presenciales: “La escuela no es un factor de riesgo”

Pidieron al Gobierno que los cierres de los colegios sean lo más sectorizados y por el menor tiempo posible.

Actualizada: 15/04/2021 15:05
PUBLICIDAD

Este jueves a la mañana, horas después del anuncio y en medio del debate sobre si la Ciudad acatará o no la vuelta a la educación 100% virtual, UNICEF y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) elaboraron un comunicado en el pidieron a las autoridades a que esta decisión de la no presencialidad escolar sea “durante el menor tiempo y lo más sectorizado posible”.

Poco antes de la difusión de este comunicado, desde el organismo dependiente de Naciones Unidas que vela por el bienestar de niños, niñas y adolescentes habían anticipado a Clarín que adelantarán la publicación de los resultados de un estudio cuali-cuantitativo que muestra que la mayoría de las y los estudiantes encuestados mostraban “ansiedad” por el temor a futuro de que pase lo que hoy ya es un decreto: que vuelvan a cerrar las escuelas.

“Con protocolo (se refiere a las burbujas), como lo vimos en la experiencia en el mundo y en estas semanas en el país desde la app Cuidar Escuela, el ámbito educativo no es un ámbito de contagio. Si es inevitable por el aumento de contagios, le pediremos al Gobierno que las escuelas sean lo último que se cierre”, señaló Luisa Brumana, epidemióloga de formación y responsable de UNICEF en Argentina.

El comunicado de UNICEF y la SAP marca muchos puntos ya conocidos sobre los beneficios de la presencialidad. Pero uno se destaca: las consecuencias del encierro.

“La situación de encierro, la falta de interacción social, la pérdida del trabajo, y la incertidumbre general que ha originado esta pandemia es el ambiente propicio para aumentar el estrés y las situaciones de violencia. A ello debemos sumarle las inequidades sociales, puestas en evidencia por la pandemia, que se han recrudecido y aumentan el abismo educativo entre quienes acceden al uso de la tecnología y quienes carecen de la misma”, se lee.

Lo ya debatido durante el 2020, las disparidades sociales, vuelven a la conversación hoy. “La escuela educa, crea lazos sociales, alimenta, da refugio, democratiza conocimientos, orienta y contiene. La escuela habilita un espacio y constituye un tiempo que crea libertad e igualdad. Su interrupción tiene consecuencias graves a corto y largo plazo para las economías y sociedades. Cuanto más tiempo las infancias y adolescencias, especialmente aquellas en condiciones de vulnerabilidad, dejen de asistir a las escuelas, menos probable es que regresen”.

Respecto de los contagios, apunta que “la escuela no es un factor de riesgo: la responsabilidad de que continúe así recae en los adultos responsables del cumplimiento de los protocolos elaborados y en la construcción y aplicación de las medidas sociales necesarias para sostener la presencialidad, tanto en la escuela como en las familias.

“Hemos trabajado en forma ininterrumpida en los últimos meses, con todas las autoridades sanitarias y educativas, en la generación de ambientes seguros en la escuela, hacia una presencialidad cuidada y controlada, a través de la implementación de protocolos específicos. Los resultados de seguridad escolar hasta el momento han sido muy satisfactorios y niños, las niñas y adolescentes han abrazado con esperanza y responsabilidad esta nueva instancia educativa, viéndose ahora privados de la misma en determinadas jurisdicciones del país”, sostiene el texto.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR