X

La empresa aseguró que en San Luis no se pudo “superar el conflicto”

La compañía informó a través de un comunicado los motivos que terminaron con la producción en la planta ubicada en Villa Mercedes. Apuntó a un “erróneo encuadramiento sindical” que desató un conflicto que provocará que 130 personas se queden sin trabajo.

Planta de Dánica.
Actualizada: 21/04/2021 22:22
PUBLICIDAD

Avex Sociedad Anónima, propiedad del Grupo Beltrán, transmitió que “durante meses” trabajó “incansablemente para proponer soluciones, mejorar la producción, incrementar las ventas y buscar acuerdos durables en la relación laboral con los trabajadores”. Pero que no se pudieron superar los conflictos con el gremio Aceiteros que imponía “un incremento salarial en torno al 70%”.

“Es una decisión que nunca quisimos tomar, pero lamentablemente la situación actual no nos deja otra salida”, sostuvieron en el inicio del comunicado donde anunciaron la paralización de todas las actividades en la fábrica en Villa Mercedes.

La medida dejó a 130 operarios sin trabajo. La planta producía aderezos como mayonesa, mostaza y kétchup.

“Siempre tuvimos el obstáculo de los representantes gremiales que no admitían los datos objetivos que demostraban lo difícil que era seguir funcionando si no reestructurábamos por completo la planta”, expusieron desde la compañía, dueña de las marcas Dánica, D’Fiesta y Mayodan.

Explicaron que la reciente homologación del acuerdo paritario del gremio de aceiteros, “junto con la fijación de los precios máximos para los productos alimenticios que produce la empresa y el abrupto incremento del precio internacional de los commodities que impacta en el costo de los insumos”, terminaron de agravar los desequilibrios existentes.

Indicaron que cuando Avex tomó el control del establecimiento, “se arrastraban siete períodos consecutivos de balances negativos”, y apuntó que el “erróneo el encuadramiento sindical” se tradujo “en costos sensiblemente mayores a los que afronta cualquier otra empresa de la competencia que produce para el mismo segmento de productos alimenticios en el mercado nacional”.

El conflicto con Aceiteros se instaló del 2018 para adelante. El Grupo Beltrán había pedido cambiar el encuadramiento de sus operarios al del gremio de Alimentación, cuyos salarios son más bajos. Pero según los empresarios, ni el Gobierno provincial ni Nacional intervinieron en el reclamo.

“Siempre tuvimos la convicción de que entre la empresa y los trabajadores se podrían lograr los acuerdos necesarios para seguir adelante. Nuestra intensión siempre fue mantener la planta produciendo, dar estabilidad a todos los trabajadores y, una vez lograda la reestructuración comenzar un camino de crecimiento”, fundamentaron.

En el texto avalaron el derecho de los trabajadores a agremiarse y “defender sus derechos laborales”, pero al mismo tiempo lamentaron que “las exigencias desmedidas del Sindicato de Aceiteros (SOEAD) hayan puesto a AVEX en tan delicada situación”.

“No representan la actividad ni los intereses de la mayoría de nuestros colaboradores que desean mantener su fuente de trabajo”, añadieron, y a la vez consideraron que la representación sindical “se ha tornado violenta e irascible y ha radicalizado desmedidamente las relaciones laborales”.

Tuvieron en cuenta que se rompieron “todas las instancias de negociación brindadas”, y que con el gremio local no se pudo “superar el conflicto”, como sí se pudo con los trabajadores de la planta de margarinas de Llavallol, en la provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, también agregaron que se informó de la situación al Ministerio de Trabajo de la Nación para desvincular a los trabajadores, mediante la aplicación de la indemnización reducida del 50%.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR