X

CORONAVIRUS

Diputados albertistas rechazaron un proyecto que le pedía al Gobierno asistir a familias con productos de higiene y limpieza

Se buscaba ayudar a los barrios populares para prevenir la propagación del virus.

Sesión de Diputados.

por Nestor Miranda

elchorrillero.com

Actualizada: 29/04/2021 17:28

La Cámara de Diputados rechazó un proyecto de declaración que pedía al gobernador Alberto Rodríguez Saá que asista con la entrega de productos de higiene y limpieza a familias de barrios populares para que puedan prevenir la propagación del coronavirus.

“Esta iniciativa está enmarcada dentro de la situación que se vive en San Luis en la cual la segunda ola de contagios nos golpea con una fuerza tremenda”, fundamentó al autor del proyecto Joaquín Mansilla (San Luis Unido-Libres del Sur).

Fue rechazado por 19 votos del Frente Justicialista de Todos, Sanluiseños por el Cambio y legisladores que pertenecían al adolfismo y ahora armaron un bloque unipersonal como Ricardo Chaves, Mario Alume y Juan Pablo Funes.

Mansilla dijo que esta situación de aumento de casos es “la más grave desde que comenzó la pandemia. Además, la situación económica de las familias puntanas es mucho peor en comparación cuando comenzó el flagelo que vivimos”.

Para elaborar la declaración el legislador se basó en el Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación (IFAL), que elaboró entre el 29 de septiembre y el 31 de octubre del 2020 el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci).

En el estudio se encuestaron a 418 familias de un total de 42 barrios populares de la capital puntana y determinó que el 41% de los hogares no acceden a comprar todos los productos de limpieza porque no les alcanza el dinero y deben privilegiar la compra de alimentos.

Joaquín Mansilla (San Luis Unido-Libres del Sur).

Por el albertismo iba a fundamentar la postura Fernanda Spinuzza. Sin embargo, cuando el presidente Juan Carlos Eduardo autorizó le dio la palabra, la legisladora no apareció.

Otro de los datos “más graves” que arrojó Mansilla es que las personas cambiaron “fuertemente” sus hábitos y el 85% consume mucho más que antes de este tipo de insumos: “Este esfuerzo de las familias no fue acompañado por programas de asistencia estatal, sólo uno de cada 20 hogares ha recibido estos elementos en forma gratuita”.

Además, el informe arrojó que el 64% de los hogares de barrios populares están en “condición de indigencia” y la pandemia “contribuyó al empobrecimiento de estos sectores que habían visto reducido sus ingresos desde el comienzo de la cuarentena”.

“Todas las políticas de prevención y enfrentamiento de esta segunda ola de contagios deben ser activas, protagónicas, no pasivas y dejar que la situación nos pase por encima porque esto conlleva víctimas fatales y desmanes económicos, sociales y psicológicos en toda la población”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR