X

Un custodio de Maradona dijo que lo controlaba cada dos horas para “ver si respiraba y si estaba todo bien”

También afirmó que debía controlar que “hubiera siempre al menos cuatro packs de cervezas”.

Los últimos días del 10 estuvieron lejos de ser como se merecía.
Actualizada: 29/04/2021 11:24
PUBLICIDAD

Horacio Ledesma, uno de los cuatro custodios asignados a la seguridad que tenía Diego Armando Maradona, aseguró que ingresaba a revisar al astro del fútbol cada dos horas “para ver si respiraba y si estaba bien”, así como también debía asegurarse de que “hubiera siempre al menos cuatro packs de cervezas”.

Son cuatro custodios que pertenecen al Servicio Penitenciario Federal (SPF) y que desde 2015 trabajaron en forma discontinua con Maradona en la seguridad: quien los había contratado era el jefe de seguridad de Speed, la marca vinculada al abogado Víctor Stinfale.

Según declaró Ledesma, en la casa de Campos de Roca, en Brandsen, “había mucho alcohol, y cuando Diego pedía alcohol se lo daban”.

“Durante el día debían pasarles informes a Maxi (Pomargo, cuñado del abogado Matías Morla) sobre el stock de bebidas que había en la casa, como ser cerveza, champagne, vino, agua, gaseosas y controlaba que hubiera siempre al menos cuatro packs de cervezas Corona”, agregó.

El custodio dijo que por las noches Diego “roncaba y se ahogaba”, por lo que “entraba cada dos horas a la casa para ver si respiraba y si estaba bien”.

Además, declaró que “en toda la casa había pastilleros con medicación” y que alguna vez se la suministraba a Maradona “Charly”, un primo de Rocío Oliva, ex pareja de Maradona, quien hoy cuenta con pedido de captura por una causa por robo.

Incluso, Ledesma afirmó que varias veces discutió con Charly “porque le daba la medicación con alcohol”.

Por su parte, Martín Domínguez, otro de los custodios, dijo que en la casa de Tigre, donde él cumplió funciones del 16 al 22 de noviembre – o sea, tres días antes de la muerte del astro- lo vio “hinchado a Maradona” y que se lo comunicó al neurocirujano Leopoldo Luque.

“Luque le dijo que era normal que esté hinchado porque estaba acostado, según cree recordar. Cuando fue personalmente le volvió a decir que estaba hinchado y él dijo que era por la operación y porque estaba acostado”, consta en el expediente judicial.

Domínguez indicó que en Campos de Roca, Maradona consumía “vino y cerveza”, pero “no drogas”.

También declaró el custodio Julio Soria quien ratificó la presencia de alcohol en la casa de Brandsen, antes de la operación por el edema subdural de Maradona, y que, cuando le decían que no tomara, “tomaba igual”. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR