X

CORONAVIRUS

“No hay camas en este momento tanto en la terapia intensiva como intermedia en el Hospital San Luis”

Desde APTS aseguran que actualmente hay 200 profesionales de la salud que todavía no han recibido ninguna dosis de la vacuna.

Hospital San Luis.
Actualizada: 04/05/2021 12:45
PUBLICIDAD

“En el Hospital San Luis no hay camas en este momento tanto en la terapia intensiva como intermedia. La gente que necesita del servicio hoy no lo tiene”, aseguró la secretaria General de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) Ana Lía Trifiró en declaraciones a La Mañana de Dimensión.

En ese sentido, explicó que los pacientes que necesitan de asistencia respiratoria “están 30 días internados, a veces 60, dependiendo de la evolución, no es algo que se pueda decir: ‘lo dejo un día, mejora y lo saco’. Son estadías largas, esto hace que se dificulte la ocupación”.

Trifiró dijo que actualmente están trabajando mediante el sistema de “cama caliente”. Eso significa que cuando se libera una, inmediatamente es ocupada por otra persona.

Esta situación ha derivado a que se deriven personas con coronavirus al Centro Oncológico, la Maternidad provincial y a los hospitales de día que “están destinados a tener una persona internada no más de ocho horas, sin embargo, hay pacientes que están tres o cuatro días hasta que se libera una cama”.

Por otra parte, sostuvo que luego de los reclamos del sector por la vacunación, en algunos casos “si se avanzó” con el proceso de inoculación, pero “seguimos teniendo una base de 200 trabajadores sin ninguna dosis”.

“Me gustaría ser absolutamente sincera y no herir ninguna susceptibilidad ni que se me tildara enemiga del Gobierno por alguna opinión, pero creo que tuvieron mucho tiempo para prepararse para esto y no lo hicieron”, señaló.

A continuación, las declaraciones más importantes:

“En el comunicado (difundido el fin de semana) no intentamos ser dramáticos, no es nuestra intención. Esa es la realidad que vivimos en el Hospital todo el tiempo. Lo hicimos por nuestros compañeros porque no dan abasto con la atención de la gente y no pueden salir a hacer declaraciones debido a que se toman medidas en contra de ellos”.

“La situación es esa que describimos, no hay camas en este momento tanto en la terapia intensiva como intermedia. La gente que necesita del servicio hoy no lo tiene”.

“La gente infectada por Covid, necesita el respirador por mucho tiempo, algunos suelen estar internados 30 días, a veces 60 días, dependiendo de la evolución, no es algo que se pueda decir: ‘lo dejo un día, mejora y lo saco’. Son estadías largas, esto hace que se dificulte el tránsito de camas”.

“Estamos trabajando bajo el sistema de cama caliente, es decir, que cuando se libera una, inmediatamente es ocupada por otra persona”.

“Ahora que tenemos la vacuna, no tenemos a parte del personal inmunizado y la población no lo está tampoco. A eso se agrega que las distintas cepas son muy infectantes contagian a la gente joven de entre 20 y 60 años”.

“Ahora nombramos a diez enfermeros recién recibidos que los pusieron en la terapia y no están capacitados para manejar a esos pacientes, lejos de ser útiles, no sirven, porque uno no se puede parar como en otros momentos de poco estrés, indicarle cómo se hace, enseñarles, porque la urgencia nos supera. También se nombraron nueve médicos en la misma situación”.

“Estas cosas dan rabia a quien lo vive desde adentro, porque no es así como se solucionan las cosas. Inclusive, están los residentes de terapia intensiva de tercer año que no deberían hacer guardias solos y sin embargo lo están haciendo, porque no hay gente, la emergencia nos pasa por encima”.

“Uno se pregunta si está bien que se pongan camas, si hubiese personal, estaría fantástico, pero si no lo hay, está mal, porque se les brindará una mala atención a todos, el profesional no tendrá el tiempo que cada paciente necesita en estas situaciones”.

“Tanto en la parte pública como privada se han tenido que rechazar ingresos de pacientes. A veces no se puede, porque no tenemos dónde ponerlos. Allí empiezan a haber traslados a otros hospitales”.

“Los profesionales están anímicamente destrozados. Hay que trabajar con pacientes muy graves, que algunos fallecen, se debe avisar a los familiares y esto lo que viven desde que empezó la pandemia, sucede todos los días”.

“No sabemos qué pasará con el hospital nuevo. La gente nos sigue mandando currículum y lo seguimos enviando al mail que nos dio el ministerio de Gobierno, pero cuando les preguntamos qué modalidad de contrato van a tener, nos manifiestan que no saben”.

“Luego del reclamo que hicimos por la vacunación, en algunos casos sí se avanzó en la inmunización, aunque seguimos teniendo una base de 200 trabajadores sin ninguna dosis. Por lo que sabemos, con infectólogos de la parte privada, el 30 por ciento de su personal no está inoculado todavía”.

“Acá en San Luis están intentando pacientes Covid al Centro Oncológico y la Maternidad provincial porque no se da abasto. También en los hospitales de día, que están destinados a tener una persona no más de ocho horas, para eso está preparado, sin embargo, hay algunos que están tres o cuatro días hasta que se libera una cama en algún nosocomio”.

“Nos gustaría que nos informaran y que nos dejaran intervenir, porque el Comité de Crisis está formado por funcionarios, tanto colegas del ámbito público como privado para hacer un acuerdo entre todos. Acá parece que el sector privado no tiene que intervenir en la atención Covid, que aun así lo hacen, entonces están dificultando mucho la atención de las personas”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR