X
PUBLICIDAD

Pablo Iglesias anunció que abandona la política tras la derrota en las elecciones de Madrid

El líder de Podemos afirmó que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”. Isabel Díaz Ayuso, líder del Partido Popular, fue la rotunda ganadora.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, abrumado tras la derrota en las elecciones madrileñas, anunció que deja la política.
Actualizada: 04/05/2021 19:39
PUBLICIDAD

El líder del partido de izquierda radical Podemos, Pablo Iglesias, anunció este martes que dejará la política luego de la derrota sufrida en las elecciones regionales de Madrid, donde la derecha obtuvo una rotunda victoria. Iglesias, quien ya había abandonado en marzo el ejecutivo del socialista Pedro Sánchez para competir en Madrid y tratar de impulsar a su partido, afirmó que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”, por lo que deja “todos [sus] cargos” y la “política entendida como política de partido”.

El conservador Partido Popular dobló los resultados de los comicios de 2019, cuando obtuvo 30 escaños y superó a la suma de los tres partidos de izquierda, que reúnen 58 diputados: 24 de los socialistas (PSOE), 24 de Más Madrid y 10 de Unidas Podemos, en unos comicios muy polarizados entre el bloque de la izquierda y el de la derecha.

“Los resultados, el éxito electoral de la derecha trumpista que representa Ayuso y la ultra derecha, es una tragedia para la educación, la sanidad y los servicios públicos. En términos estatales auguro que estos resultados van a agudizar los problemas”, declaró Iglesias.

En contacto con los periodistas, para justificar su renuncia, agregó: “Los resultados de la izquierda son malos, el PSOE ha perdido muchos escaños. Hay que felicitar los resultados de Más Madrid por sus resultados. Nuestro resultado no es suficiente para ser una alternativa de gobierno a la derecha”.

Díaz Ayuso, la gran vencedora en las elecciones madrileñas
Rotunda ganadora de las elecciones regionales de Madrid, Isabel Díaz Ayuso se afianzó este martes como figura fulgurante de la derecha española y némesis del gobierno de izquierdas de Pedro Sánchez. Apenas dos años después de llegar como una gran desconocida a la presidencia de la región más rica de España, Díaz Ayuso impulsó a su Partido Popular (PP) a duplicar el resultado obtenido en 2019, pasando de 30 a 65 de los 136 escaños del parlamento regional.

”Hoy empieza un nuevo capítulo en la historia de España, porque hoy desde Madrid (…) vamos a recuperar el orgullo (…) la convivencia, la unidad y la libertad que necesita España”, festejó una emocionada Díaz Ayuso ante cientos de seguidores. Licenciada en Periodismo, esta mujer de 42 años llevaba apenas medio año en el poder cuando la región de 6,7 millones de habitantes se convirtió en epicentro de la primera ola de la pandemia en España.

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata por el Partido Popular a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el presidente del partido Pablo Casado, celebran tras los comicios autonómicos madrileños.

Arrojada con poca experiencia en medio de una crisis histórica, Díaz Ayuso emergió rápidamente como una política de estilo agresivo con sus rivales, colocándose sistemáticamente en las antípodas de la gestión de Sánchez. Para sorpresa de muchos, en marzo rompió su coalición con el partido centrista Ciudadanos y convocó elecciones anticipadas con la esperanza de capitalizar las simpatías ganadas por su oposición a las restricciones recomendadas por el gobierno central.

Aunque Madrid tiene la cifra acumulada más alta de contagios y decesos del país, Díaz Ayuso mantuvo abiertos bares y restaurantes, convirtiéndose en heroína para los restauradores que bautizaron en su honor pizzas y cervezas. Con el ‘todo abierto’ por bandera, acuñó un insólito regionalismo madrileño presentando la región como “capital de la libertad”: “Esta forma de vivir a la madrileña es única”, dijo en marzo al convocar las elecciones anticipadas.

En campaña, no dudó en presentar las bondades de esta “vida a la madrileña”: desde tomar una cerveza al salir de trabajar a poder ir a misa y a los toros, o incluso “cambiar de empresa o de pareja y no volver a encontrártela nunca más”. ”Esto también es libertad”, dijo en una entrevista de campaña que se hizo rápidamente viral en las redes.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR