X
PUBLICIDAD

Una mujer de 33 años murió por rabia humana en Coronel Suárez

La familia sostuvo que había sido mordida por un gato callejero hace siete semanas, pero que en ese momento no hizo ninguna consulta médica.

Zaira era sargento de la Policía Comunal y tenía dos hijas.
Actualizada: 19/05/2021 17:06
PUBLICIDAD

Zaira Jaqueline Di Giorgio, una oficial de 33 años de la Policía Comunal de Coronel Suárez, murió por rabia tras ser mordida por un gato en la calle. Desde el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, aseguraron que ya iniciaron acciones de prevención e inicio de control animal.

“La mujer, de 33 años, había consultado al servicio de salud el pasado 18 de abril por debilidad en miembros superiores y alteración de la sensibilidad”, agregó el ministerio al indicar que “en los días posteriores tuvo otros síntomas, llegando al estado de coma”. Finalmente, el jueves pasado la sargento murió.

Fue entonces cuando los familiares de Zaira dieron como antecedente la mordedura que había sufrido por parte de un animal callejero hacía unas siete semanas y ante la sospecha del diagnóstico, se enviaron muestras a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos Malbrán” y al Instituto de Zoonosis “Luis Pasteur”.

Si bien un informe preliminar de estos estudios arrojó resultados negativos en un 99%, la autopsia practicada sobre el cuerpo después rectificó dichos análisis y determinó que la mujer padecía rabia.

A raíz de la muerte de la mujer, las autoridades sanitarias expresaron que “para prevenir la ocurrencia de nuevos casos humanos o animales, desde el momento de la sospecha las autoridades sanitarias provinciales en coordinación con el municipio se encuentran realizando actividades de vigilancia epidemiológica, prevención, y control de foco”. En ese sentido, precisaron que hasta el momento fueron vacunados 1.417 animales y “no se han identificado nuevos focos en animales silvestres analizados”.

“Se trata de una enfermedad zoonótica causada por el virus de la rabia, se transmite al ser humano a través de saliva de animales infectados, tanto domésticos (principalmente perros y gatos) como animales silvestres (murciélagos, zorros, zorrillo)”, puntualizaron. El caso de Zaira es el primero en 40 años que se registra en humanos en la provincia de Buenos Aires.

Según reflejaron los medios locales, la Jefatura Distrital dispuso izar las banderas a media asta en señal de duelo por la muerte de la oficial, que estaba casada y era mamá de dos chicos.

Estrategias de prevención
Cuando aparecen los síntomas, la enfermedad es fatal, por eso es muy importante la profilaxis post exposición, tanto con la vacuna como con la inmunoglobulina de acuerdo con la gravedad que el caso requiera.

La promoción de las campañas de tenencia responsable de mascotas y de vacunación antirrábica en animales domésticos a partir del 3º mes de vida y revacunación anual.

La observación de animales involucrados en accidentes por mordedura o contacto infectante presuntamente a virus rábico.

La vacunación preexposición y control de inmunidad de población expuesta al riesgo (veterinarios y otros).

La notificación inmediata de accidente por mordedura o contacto infectante presuntamente a virus rábico para el control del paciente con el tratamiento de la herida y la inmunización pasiva con inmunoglobulina antirrábica y la vacunación post exposición.

La vacunación antirrábica de caninos y/o felinos es una actividad sanitaria y debe sostenerse en el actual contexto de pandemia de Covid-19 (Resolución 1890-MSALGP-2020). (TN).

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR