X

Según CAME, si no hay actividad económica, no debe haber pago de impuestos

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) emitieron un comunicado donde reclaman un auxilio financiero, impositivo y previsional para evitar el colapso de las Pymes. Desde que comenzó la pandemia han cerrado 90.500 locales a nivel nacional.

Comercios cerrado por la pandemia.
Actualizada: 26/05/2021 12:39
PUBLICIDAD

Desde la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) emitieron un comunicado donde sostienen que el Gobierno nacional debe plantear un plan de contingencias con suspensión de todos los cargos impositivos, financieros y patronales mientras dure el cierre de actividades. Además le solicitan a los gobernadores que trabajen en conjunto para evitar el cierre de más empresas.

Las Pymes movilizan el 70% del empleo privado del país. Después del impacto de la primera cuarentena estricta, se registró un cierre masivo de comercios que alcanzó un 15.6% de los locales de todo el territorio, que representa más de 90 mil comercios.

Ricardo Diab, vicepresidente de la CAME, aseguró: “Estamos buscando un plan de contingencia que frene cualquier pago de impuestos. Hay que frenar todo, porque no hay condiciones mientras estemos parados y sin poder trabajar, siguen entrando los cheques y las obligaciones. Esto es para ahora, la problemática ya la venimos sosteniendo desde el año anterior”.

Además, detalló: “Inevitablemente nosotros somos un mercado que hemos contabilizado más de 90.500 locales cerrados y lo único que queda es seguir cerrando. La ayuda que da el Gobierno hoy, en líneas generales, no alcanza. Estamos cansados de repetir, veamos un plan de emergencia que nos permita sostener las empresas con los trabajadores adentro. Porque sino esa empresa no se vuelve abrir nunca más”.

“Las empresas sin ventas no se pueden sostener”.

Para los integrantes de la Confederación el Repro (Programa de Recuperación Productiva) no alcanza y explican lo siguiente: “No sirve ni por los montos, ni por la complejidad para poder adquirirlos. Agradecemos la iniciativa, pero sostenemos que no alcanza. El ATP fue una ayuda para salvar muchas empresas, pero no nos dan los números”.

Para finalizar, Ricardo Diab sostuvo que la solución inmediata es sentarse y modificar la reforma impositiva y tributaria. “Este Gobierno todo lo posterga, y es ahora la modificación. Me cobran los intereses todos los días y está todo cerrado. No es mi culpa, entonces el esfuerzo debe ser de todos”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR