X
PUBLICIDAD

Historias de San Luis: Don Anello

Por Nino Romero.

Don Pedro Antonio Felipe Anello.

por Nino Romero

elchorrillero.com

Actualizada: 06/06/2021 00:26

Para mí desde niño fue Don Anello. Era el dueño de todos los libros que necesitábamos y que estaban en la esquina de Colón y Belgrano.

Esa esquina quedó bautizada para siempre como “la esquina de la cultura” y está cumpliendo 104 años en este 2021 luchando contra viento y marea.

Fue fundada en 1917 y tiene un lema extraordinario: “Escribiendo la historia de ayer y de hoy”.

Con el paso del tiempo, cuando comencé a trabajar muy joven en la querida radio LV 13 Radio Granaderos Puntanos de San Luis, mi relación con él fue distinta, y descubrí un ser humano lleno de sabiduría.

Era un placer entrevistarlo y le gustaba que lo presentara con su nombre completo: Don Pedro Antonio Felipe Anello.

Explicaba que sus conocimientos fueron adquiridos por ser maestro, por leer mucho y por los consejos de sus clientes.

Pero me quiero detener en un punto: fue un sostenedor del movimiento cultural y literario de la provincia de San Luis.

La cultura y la literatura en estas tierras han pasado años de crisis y muchos gobiernos jamás se interesaron por esto. No crea que han cambiado muchos las cosas por más que se vean muchas luces y espejitos de colores.

Y siempre, pero siempre, la librería de Don Pedro Antonio Felipe Anello fue un bastión, un lugar de resistencia y de creación.

Hubo un momento en que era tal la despreocupación de quienes tenían que ocuparse de la cultura del pueblo, que la gente, para enterarse de las actividades que se realizaban, iban hasta la librería para ver la cartelera de actos, que se armaba y renovaba diariamente.

La librería fue y es un lugar de encuentro, ya que esos valores continúan en la actual gestión de Pablo, uno de los hijos de Don Anello.

Pablo Anello junto a su familia.

En algún momento hasta se ocupó de publicar libros de autores sanluiseños con la editorial Anello, como una ayuda a quienes no podían hacerlo y sin fines de lucro.

Los autores de San Luis fueron la debilidad de Don Anello, y siguen teniendo un lugar especial de exhibición y difusión actualmente en sus anaqueles.

No voy a obviar en líneas muy generales la historia de una firma que tiene 104 años por supuesto.

Felipe Anello y Ana Bardaro comenzaron esta leyenda en 1917 como Despensa de Cuyo en Rivadavia y Balcarce. Luego en un local de Rivadavia entre Belgrano y Pringles, posteriormente a Colón y Pedernera hasta llegar en 1923 a la actual e histórica esquina.

Don Anello ayudó a sus padres en la quinta familiar y se recibió de maestro en el año 1942.

Su vinculación con los libros comenzó con la venta de ejemplares de la Acción Católica en dónde ahora funciona el Concejo Deliberante, y en 1952 la Despensa se transformó en librería y papelería, que ahora funcionan en locales separados.

La historia de don Anello.

Unas cortas pinceladas que no pueden mostrar 104 años de historia.

Pero el objetivo es un homenaje a quién vivió honestamente de su trabajo, soportó presiones y épocas difíciles.

La historia de San Luis debe recordarlo siempre como un hombre con valores.

Esos valores que debemos recuperar, mantener y dejar la resignación de lado.

Con estos ejemplos no todo está perdido. O mejor aún, nada está perdido.

“Escribiendo la historia de ayer y de hoy”.

“Escribiendo la historia de ayer y de hoy”.

“Escribiendo la historia de ayer y de hoy”.

“Escribiendo la historia de ayer y de hoy”

“Escribiendo la historia de ayer y de hoy”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR