X

Perú: con el 90% de las actas procesadas, Keiko Fujimori mantiene una leve ventaja sobre Pedro Castillo

Los resultados oficiales brindados por ONPE muestran que Fuerza Popular marcha al frente, con apenas 50,586% contra 49,414%. Ya en boca de urna y en el primer conteo venían en empate técnico.

Keiko Fujimori y Pedro Castillo.
Actualizada: 07/06/2021 09:42
PUBLICIDAD

La Oficina Nacional de Procesos Electorales dio a conocer los resultados oficiales, escrutados el 90,8% de los votos, según los cuales Keiko Fujimori se imponía sobre Pedro Castillo apenas por 50,5% contra 49,5% respectivamente.

La primera información oficial la había suministrado el titular de ONPE, Piero Corvetto, a las 11:30 hora peruana, aclarando que todavía “son los resultados de los avances de los locales más cercanos a nuestros 104 centros de cómputo”.

“Son urbanos. Falta procesar lugares rurales y el voto en el exterior”, acotó, lo cual es sumamente importante dada la preeminencia de Castillo en las localidades del interior.

Asimismo, dijo que hubo 11.897 locales de votación, 86.488 mesas de sufragio y 511.514 miembros de mesa convocados para las elecciones de este domingo.

El conteo rápido elaborado por Ipsos y difundido por América Televisión de México a las 22:06 hora del Perú ratificó que los candidatos presidenciales Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) se encuentran en empate técnico, si bien, a diferencia del resultado de la encuesta en boca de urna, la ventaja se invirtió y terminó siendo de Castillo: 50.2% contra 49.8% de Fujimori.

Pasada la medianoche, miembros de mesa de la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú realizaban el escrutinio de votos de la Segunda Elección Presidencial y se ratificaba que, una vez dado el primer avance de los resultados oficiales sobre la segunda vuelta, se haría una actualización cada media hora en la web y Twitter de la institución (@ONPE_oficial).

Alfredo Torres, presidente de Ipsos Perú, manifestó que lo que hay es un “empate técnico muy ajustado” y que es posible que haya variaciones.

Asimismo, añadió que se debe tomar en cuenta el margen de error y que lo responsable sería esperar los conteos efectuados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Cientos de simpatizantes que siguen afuera del local partidario de Perú Libre en Tacabamba celebraron los resultados revelados por el conteo rápido de Ipsos para América Televisión, mientras efectivos de la PNP se encontraban en los exteriores de Fuerza Popular. Hubo un pequeño forcejeo entre simpatizantes de Perú Libre y Fuerza Popular, pero la policía intervino.

La candidata a la vicepresidencia de Fuerza Popular, Patricia Juárez, había reiterado previamente el pedido de prudencia y cautela, lo mismo a lo que Keiko Fujimori instara dos horas antes a sus seguidores para que esperaran los resultados oficiales de la ONPE, como ella misma haría.

El tono conciliador imperó en los mensajes de la Fuerza Popular. Como sostuvo la candidata desde su local partidario de Camacho, al conocerse su leve diferencia a favor en la encuesta en boca de urna: “Esta campaña ya culminó y es fundamental tender puentes y diálogos”.

Había manifestado que “los resultados se han recibido con alegría, pero es fundamental mantener la prudencia. […] Pido a los personeros que defiendan el voto hasta el final”, sostuvo entonces.

Del otro lado, minutos antes de difundirse la estimación parcial, el partido de izquierda regional Perú Libre había solicitado el escaneo de las actas, asegurando que se buscaba “comprobar una por una el conteo de votos que realizarán y revisarán los personeros de ambos partidos políticos”.

Contrariados, los simpatizantes de Castillo fueron llegando a las inmediaciones del local de la ONPE en son de protesta, lo que hizo que el líder izquierdista llamara “a la más amplia cordura. Lo que hemos escuchado no es nada oficial”, los serenó, y agregó que esperarán el conteo oficial.

Además, pidió tranquilidad a quienes hablan de manifestaciones. Ante las denuncias de fraude frente al local de Perú Libre, sobre todo cuando se conocieron los bocas de urna que daban arriba, aunque levemente, a la coalición conservadora, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Jorge Luis Salas Arenas, enfatizó que “hay 166 observadores internacionales, 1400 observadores de Transparencia, de modo que las condiciones para unas elecciones razonables y transparentes están servidas”.

Exhortó a los ciudadanos a mantener la calma y esperar los resultados oficiales de la segunda vuelta. Desde las 20, los miembros de mesa realizan el escrutinio de votos de la segunda vuelta a nivel nacional.

A lo largo de la campaña de segunda vuelta, Pedro Castillo (Perú Libre) mantuvo una ventaja sobre Keiko Fujimori (Fuerza Popular) en los simulacros de intención de voto de Ipsos Perú.

La diferencia, sin embargo, se fue acortando con el pasar de los días y, el último 5 de junio, un día antes de las elecciones, hasta hubo un cambio de posición.

Boca de urna

La candidata derechista obtenía “en boca de urna” una muy corta ventaja este domingo sobre el izquierdista, en la segunda vuelta de los comicios que definirán el nuevo presidente de Perú , y los analistas políticos hablaban de un “empate técnico”, a la espera del recuento oficial.

El balotaje en Perú se prevé muy ajustado y los resultados podrían demorar más de un día

Una vez cerrada la votación, la encuesta de boca de urna realizada por la empresa Ipsos le daba el 50,3 por ciento de las preferencias a la hija de Alberto Fujimori sobre el maestro rural, que obtenía el 49,7. Al conocerse los guarismos, pese a la moderada ventaja, se  desató un festejo de los simpatizantes de la coalición conservadora.

La elección se desarrolló entre las 7 y las 19 locales de este domingo (las 9 y las 21 de Argentina), en la mayoría de los casos con normalidad, aunque en algunos casos causó alarma el aglomeramiento de personas en lugares de votación, especialmente en los que estuvieron los candidatos, en el marco de un país afectado por la pandemia del coronavirus.

Más de 25 millones estaban habilitados para acudir a las urnas, con una marcada paridad en las encuestas previas.

Apatía del electorado

Tras varios años de inestabilidad política y seis de los últimos siete ex presidentes acusados de casos de corrupción, la apatía había reinado en los días previos en un electorado que tenía que optar entre dos candidatos de distinta raíz ideológica, pero que sin embargo coinciden en la visión conservadora en lo social, ya que se mostraron contrarios a avanzar en cuestiones como las leyes igualitarias o el aborto.

En medio de una campaña que no llegó a generar un gran interés en la ciudadanía, se tornó importante el sufragio que pueden emitir alrededor de un millón de peruanos que residen en el exterior (se estima que en por ejemplo en la Argentina hay más de 150 mil).

El maestro de escuela rural de 51 años y la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, de 46, cerraron sus campañas el jueves en Lima con mitines con cientos de seguidores amontonados, mientras que la pandemia no da tregua a Perú. Esta semana, el país pasó a tener la mayor tasa de mortalidad por Covid-19 del mundo.

Keiko Fujimori, quien obtiene su principal base electoral en las grandes ciudades peruanas, defiende la continuidad del modelo neoliberal que instauró su padre (1990-2000), mientras Castillo, de 51, aboga por un activo papel económico del Estado en la economía.

Ambos han encabezado esta semana bulliciosos y coloridos mitines en diferentes ciudades buscando captar votos de los indecisos, que bordeaban el 18% en los últimos sondeos.

Tras una campaña marcada por la exacerbación de los miedos, para muchos se trata de escoger “el mal menor” entre dos candidatos que en conjunto recibieron el 32% de los votos en la primera vuelta electoral, el 11 de abril. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR