X
PUBLICIDAD

Historias de San Luis: Guadalupe

Por Nino Romero

Guadalupe Belén Lucero.

por Nino Romero

elchorrillero.com

Actualizada: 20/06/2021 01:00

Deseo que cuando esta columna se publique Guadalupe haya podido decirle a su Papá: “Feliz Día”, más allá de cualquier otra historia.

No me puedo abstraer de la realidad. Nos pasa a casi todos.

Por eso deseo que Guadalupe no respete las normas que prohíben los abrazos, y pueda darle uno muy fuerte a su Papá.

Creo que ese deseo nadie me lo puede objetar.

Un abrazo. Mil abrazos. A toda su familia.

Hay tantos abrazos que no nos damos de hace mucho tiempo, o que no podemos darle ya a ese Papá porque no está más en el mundo terrenal.

O porque está internado y con suerte lo vemos de lejos.

Hay mucha muerte dando vuelta. Demasiados dolores y tristezas.

Por eso deseo que Guadalupe salude a su Papá.

Que esa sea la noticia del Día del Padre en San Luis, en Argentina y en el Mundo.

Han pasado varios días que no se ven, que no están juntos.

No me interesa desarrollar los caminos judiciales, policiales y los dimes y diretes familiares.

Me interesa únicamente Guadalupe haciendo realidad este sueño.

Para algunos es una celebración netamente comercial.

Para otros no. Y para varios no representa nada. Respeto todas las posturas.

Pero es bueno celebrar y recordar al Padre o a la Madre.

Y si podemos, darle un abrazo “Al Viejo”.

O dirigir esa mirada hacia el mejor de los recuerdos si no está.

Llevamos demasiado tiempo en que la pandemia nos ha prohibido los abrazos y las cercanías.

Y en muchos casos, nos hemos quedado con las ganas y no vamos a poder hacerlo nunca.

Hay otras situaciones personales que han puesto distancias entre padres e hijos y ojalá hoy se acorten.

Buenos y malos recuerdos son los protagonistas de las historias de este Día del Padre.

Y sin saber que puede pasar, porque este escrito se entrega un día antes de su publicación, sigo firme en mi deseo.

Que Guadalupe pueda abrazar y saludar a su Padre.

Y que esa sea la historia y la noticia del día.

No puedo pensar en otra cosa.

Hasta el domingo que viene.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR