X

Jovenel Moise, el octavo presidente latinoamericano asesinado y una nómina mundial de magnicidios

Son ocho los mandatarios latinoamericanos asesinados en ejercicio de su mandato desde el final de la Segunda Guerra Mundial y muchas más las víctimas de magnicidios en términos globales del siglo XX a la fecha.

El octavo presidente latinoamericano asesinado desde 1945.
Actualizada: 07/07/2021 17:04
PUBLICIDAD

Con el magnicidio del haitiano Jovenel Moise, ocurrido este miércoles, suman ocho los presidentes latinoamericanos asesinados mientras se encontraban en ejercicio de su mandato desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad.

Pero no sólo en América Latina; también en el resto del mundo se produjeron magnicidios que sacudieron la estabilidad de sus respectivos Estados. A continuación, un repaso de las víctimas en cada caso.

Presidentes asesinados en latinoamérica

Gualberto Villarroel, presidente de Bolivia, asesinado el 21 de julio de 1946 en las calles de La Paz.

Carlos Delgado Chalbaud.

Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar de Venezuela, ejecutado el 13 de noviembre de 1950 en una emboscada tendida en una calle residencial de Caracas.

José Antonio Remón.

José Antonio Remón, presidente de Panamá, asesinado el 2 de enero de 1955 por una ráfaga de ametralladora en el hipódromo Juan Franco.

Anastasio Somoza García.

Anastasio Somoza García, presidente de Nicaragua, ultimado el 21 de septiembre de 1956. Lo balearon en un acto proselitista.

Carlos Castillo Armas.

Carlos Castillo Armas, presidente de Guatemala, asesinado el 26 de julio de 1957. Un guardia militar, Romeo Vázquez Sánchez, le disparó cuatro tiros y luego se suicidó.

Rafael Leónidas Trujillo.

Rafael Leónidas Trujillo, presidente de la República Dominicana, ejecutado el 30 de mayo de 1961.El dictador fue acribillado y asesinado cuando viajaba en su auto en medio de la noche en las afueras de la capital dominicana.

Salvador Allende.

Salvador Allende, presidente de Chile, murió en la sede del gobierno el 11 de septiembre de 1973 durante el golpe militar liderado por el general Augusto Pinochet. Siempre se dijo que se suicidó, aunque cabe la posibilidad de que haya sido alcanzado por disparos de los golpistas.

Presidentes y Primeros Ministros asesinados en el resto del mundo

John F. Kennedy, presidente de Estados Unidos, asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas. Kennedy recibió varios impactos de bala cuando circulaba a bordo de un convertible durante una visita política por el estado de Texas. Lee Harvey Oswald, el asesino, fue arrestado 80 minutos después de los disparos y alegó que no había matado a nadie sino que él era solo un señuelo. Todavía hoy hay varias conjeturas sobre su asesinato: la más repetida lo vincula a los intereses económicos-militares en Vietnam.

 

Johnn Fitzgerald Kennedy e Indira Gandhi.

Mahatma Gandhi, presidente de la India, asesinado en Nueva Delhi el 30 de enero de 1948. El gran promotor de la independencia de la India y gran defensor de la protesta pacífica, fue baleado por Nathuram Godse, un radical hinduista aparentemente relacionado con grupos ultraderechistas de la India, cuando se dirigía a rezar en los jardines de su residencia Birla Bhavam.

Indira Gandhi,hija de Mahatma y la primera ministra de la India, fue asesinada el 31 de enero de 1984 por su guardaespalda mientras paseaba por los jardines de su casa en Nueva Delhi.

Isaac Rabin, presidente de Israel, fue asesinado en Tel Aviv el 4 de noviembre de 1995. Rabin, uno de los gobernantes más queridos de Israel, estaba a punto de dirigirse a una multitud que celebraba un acuerdo de paz entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) cuando fue asesinado a tiros por un joven israelí ultranacionalista contrario a su propuesta de “Tierra por Paz”.

Anwar al Sadat, presidente de Egipto, asesinado el 6 de octubre de 1981 durante el Desfile de la Victoria. Al Sadat participaba del evento rodeado de seguridad y creyó que los militares que bajaron de un camión y se acercaron para atentar contra su vida eran parte del espectáculo pero eran parte de un comando extremista islámico. Tras su muerte, ocupó el cargo su segundo, Hosni Mubarak, quien gobernó el país por las 30 años hasta su renuncia forzosa en la revolución egipcia de 2011.

Isaac Rabin.

Bashir Gemayel, presidente electo del Líbano, asesinado el 14 de septiembre 1982 junto a otras 28 personas en un atentado contra la sede de su partido, Falange Libanesa. La bomba fue colocada por Habib Tanious Shartouni, que aunque no reveló la organización a la que pertenecía, fue vinculado por el FBI al Partido Social Nacionalista Sirio.

Laurent-Désiré Kabila, presidente de la República Democrática del Congo (RDC), murió el 16 de enero de 2001 asesinado en el transcurso de la Segunda Guerra del Congo.

Ibrahim Baré Mainassara, presidente de Níger, llegó al poder en 1996 por un golpe de Estado y fue asesinado el 9 de abril de 1999 en otro golpe de Estado después de que anulara los resultados de una elección en la que la oposición había obtenido más bancas. Fue asignado a tiros por soldados en el aeropuerto de Niamey.

Mahatma Gandhi.

Marien Ngouabi, presidente de la República del Congo desde el primero de enero de 1969 hasta el 18 de marzo de 1977 cuando murió tras ser emboscado en su residencia.

Park Chung-hee, presidente de Corea del Sur, asesinado en 1979. Llegó al poder gracias a un golpe de Estado en 1961 y su mandato ha sido definido como autoritario y dictatorial por perseguir opositores. Tras sobrevivir a un atentado en 1975, fue asesinado cuatro años después por el director de la Agencia Central de Inteligencia Coreana.

Sheikh Mujibur Rahman, presidente de Bangladesh, fue asesinado el 15 de agosto de 1975, junto con la mayor parte de su familia por un grupo de oficiales de Ejército en un golpe de Estado. Estuvo en el poder apenas 17 meses durante los cuales, en medio de una fuerte agitación popular, prohibió otros partidos políticos y se declaró a sí mismo presidente de por vida.

Thomas Isidore Noal Sankara, presidente de Burkina Faso, fue asesinado en 1987 tras ser derrocado. Era conocido como el “Che Guevara Africano” y aún hoy persisten versiones sobre el presunto rol de EEUU en el golpe de Estado que lo derrocó y luego asesinó.

Abdirashid Ali Shermarke, presidente de Somalia, fue asesinado el 15 de octubre de 1969 por sus propios guardaespaldas. Tras su muerte, el Ejercito tomó el poder sin que hubiera ninguna resistencia.

François Tombalbaye, presidente de Chad, asesinado el 13 de abril de 1975. Tras el arresto de algunos de los más importantes oficiales del país por su implicación en un presunto golpe de Estado, un grupo de soldados lo asesinó e instaló a otro militar como nuevo jefe de Estado.

Joao Bernardo Vieira, presidente de Guinea Bisáu, fue asesinado el 2 de marzo de 2009 en un ataque de miembros no identificados de las milicias del Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde. La milicia aseguró que Vieira estaba detrás del asesinato de su líder un día antes. (Télam)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR