X

EN VILLA MERCEDES

Barba: “En tiempos difíciles debemos tener una mirada grande y generosa que nos lleve a trabajar por el bien común”

El obispo de San Luis encabezó el tradicional Tedeum por el día de la Independencia, en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced.

Foto: Obispado San Luis
El obispo junto a sacerdotes tras la misa en Villa Mercedes.
Actualizada: 09/07/2021 14:06
PUBLICIDAD

“Nuestra presencia aquí es para dar gracias y solicitar, por intercesión de nuestra hermosa madre, la Virgen de La Merced, su protección y la sabiduría que procede de Dios para que en tiempos tan particulares y difíciles como los que vivimos, tengamos una mirada grande y generosa que nos lleve a trabajar juntos por el bien común”, dijo el obispo de San Luis, Gabriel Barba durante el Tedeum que se celebró en Villa Mercedes.

Pidió renunciar “a intereses mezquinos” y ser “constructores de la verdadera libertad respetando la dignidad y la vida de cada uno”. De la tradicional misa por el Día de la Independencia, que tuvo lugar en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, participaron autoridades  provinciales y municipales.

El obispo indicó que el pueblo argentino “ha ido forjando su destino no solo con el ímpetu y audacia de sus patriotas junto al pueblo que los apoyaba, sino también bajo la luz de la fe”.

Monseñor Gabriel Barba.

Señaló que en este 9 de Julio se celebra la libertad, “el don más preciado de un pueblo que tiene su raíz en lo profundo de la condición humana, misterio insondable de Dios que configura el destino de todos los hombres”.

“La libertad gloriosa nació en Tucumán en aquel lejano 1816, cuando un puñado de hombres que representaban a las provincias unidas del sur, con valentía temeraria, decidieron por nosotros un destino, un lugar en el concierto de los pueblos”, añadió.

En otro pasaje de su mensaje, el jefe de la Iglesia de San Luis habló del contexto histórico: “Las fuerzas españolas nos cercaban, la derrota de Sipe Sipe pesaba sobre las espaldas y los corazones. Y, sin embargo, en esa ciudad por cuyas calles circulaba el dolor de las muertes recientes y los mutilados de guerra hacían evidente lo vivido, a pesar de todo y con la fuerza de las convicciones, un puñado de hombres en el Congreso que llamaban ‘de la Patria’ declararon la independencia”.

Y rememoró que un 24 de agosto, en la ciudad de San Luis, se juró la independencia y luego en todas las demás localidades: “Este compromiso incondicional, esta voluntad de ser, desde la humildad de las vidas en este territorio sanluiseño. (Villa) Mercedes no había nacido aún, pero los habitantes de parajes y de lugares cercanos a lo que hoy es su ejido, juraron por ella”.

Así destacó a los fundadores de Villa Mercedes en 1851, Justo Daract y el General Pedernera.

“Daract, primer gobernador constitucional y miembro ilustre de la Cofradía del Rosario, mientras que Pedernera, el más ilustre de los dominicos puntanos de la Independencia, salió del convento de Mendoza para sumarse al ejército de los Andes. Una vez más, constatamos la cercanía y participación activa de los hombres de la Iglesia con la conquista de la libertad y de la Patria, con la Gracia de Dios que forjó sus corazones”, manifestó.

Barba dijo además que la palabra Merced se refiere a las “misericordias y a la protección de Dios por medio de María”.

Y refirió un poco más a la Virgen: “Ella ha cuidado con entrañas de madre a su hijo, quien le había sido encomendado como particular tarea. Y todas las generaciones, por ello mismo la hemos proclamado feliz, haciendo presente y actual sus propias palabras exclamadas en el Magníficat. También ha velado por nuestros patriotas quienes a ella se habían encomendado”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR