X
PUBLICIDAD

Para el abogado de Solalinde no se trató de un femicidio y cree que actuó en un estado de “emoción violenta”

De esa manera, el letrado busca que la Justicia cambie la carátula de la causa. Además, dijo que su defendido “quedó muy afectado y dolido por el hecho que cometió”.

Juan Carlos Solalinde.

por Nestor Miranda

elchorrillero.com

Actualizada: 26/08/2021 21:54

El abogado de Juan Carlos Solalinde, Marcos Juárez, aseguró esta mañana en declaraciones a La Mañana de Dimensión negó que se tratara de un femicidio.

“No vamos a discutir la materialidad del hecho, porque eso no está en discusión, nadie duda de quien efectuó los disparos fue mi defendido. Si está en discusión la calificación legal que pesa sobre el nombrado con las agravantes que contiene la causa. Un femicidio tiene una característica puntual y esencial de desprecio por la mujer, la cosificación de la mujer, tratarla como si fuera un objeta y en ese trato que desencadena el homicidio”, sostuvo.

En ese sentido, indicó que esto podría relacionarse a dos atenuantes; por lado, que hubo un exceso de legítima defensa por parte de Solalinde y por el otro que actuó en un estado de “emoción violenta” por “una serie de circunstancias que vamos a probar y demostrar a lo largo de esta investigación”.

Asimismo, expuso que en las reuniones que tuvo con el ex funcionario del Gobierno provincial “noté quedó muy afectado, dolido por el hecho que ha cometido”, indicó.

Juárez señaló que solicitaron a la Justicia que Policía Científica en colaboración con el Departamento de Genética Forense de la Procuración Fiscal de Mendoza analicen un cuchillo que fue encontrado en la escena del crimen por los investigadores, el cual tiene manchas de sangre, que, según el letrado, pertenecen a su cliente.

“En un informe médico Solalinde tiene una lesión en una de sus extremidades compatible con el cuchillo encontrado”, argumentó.

Además, pidió ampliar la declaración indagatoria del ex dirigente de la Uocra para que “no solamente cuente lo que ocurrió en el crimen, sino todas las circunstancias y acontecimientos previos que llevaron a esta situación”.

“Todo homicidio reconoce un móvil, un por qué, una situación desencadenante del delito. En esto no se ha indagado y mi defendido tiene pruebas que realmente van a echar luz sobre esta circunstancia y acreditarán esto no fue una conducta aislada”, sostuvo y agregó: “Ella fue directamente a ese lugar para agredirlo, fue el modus operando de la víctima. Ya lo había hecho en muchas ocasiones anteriores de diversas formas”.

Juan Carlos Solalinde y Alberto Rodríguez Saá.

En ese sentido, explicó que había una restricción de acercamiento y de comunicación de la víctima hacia su cliente “que no las cumplía”.

“La forma en que se condujo la víctima, que hizo caso omiso a esta orden judicial y continuó con su arremetida a través de llamadas, mensajes e ir a buscarlo al domicilio a fin de concretar su agresión”, argumentó.

Por otra parte, informó que los dos allanamientos que ordenó la Justicia en el domicilio de la víctima “no se concretaron”. “El primero porque no había nadie en el lugar y el segundo simplemente se hace un cotejo verbal donde la madre refiere que no había un cuchillo con esas características”, .

Marcos Juárez.

También descartó la participación de otras personas y aseguró que Solalinde tocó el cuerpo de la joven, pero “no lo movió adrede para alterar ninguna escena del crimen, lo hizo porque estaba conmovido con lo que acababa de cometer”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR