X

Los talibanes reprochan a EEUU el ataque con drones contra ISIS-K: “Debería habernos informado”

Un planificador y un facilitador de ISIS-K murieron y hubo un tercer herido, en la represalia de EEUU, por el atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, confirmó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

La incursión aérea, se produjo mientras el transporte aéreo de evacuados del aeropuerto de Kabul continuaba bajo una seguridad muy reforzada.
Actualizada: 28/08/2021 18:29
PUBLICIDAD

Estados Unidos lanzó hoy un ataque aéreo con drones contra un integrante de Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP), la filial del grupo terrorista en Afganistán que reivindicó el atentado del pasado jueves en el aeropuerto de Kabul.

Lo confirmó el portavoz del Comando Central de Estados Unidos, Bill Urban, durante las primeras horas del sábado.

Dos objetivos de ISIS de “alto perfil” murieron y un tercero resultó herido en la represalia por el atentado suicida del jueves en el aeropuerto de Kabul, conifirmó el Pentágono.

Un portavoz talibán se lamentó de no haber sido informados por los estadounidenses antes de realizar la incursión aérea.

“Fue un claro ataque en territorio afgano: dos personas murieron, dos mujeres y un niño resultaron heridos”, sostuvo.

Luego aseguraron que el aeropuerto quedará bajo completo control de los talibanes “muy pronto”, y agregaron: “Tenemos suficiente personal técnico y de seguridad para operar el aeropuerto de Kabul”.

Drones

En una rueda de prensa, el general de división William “Hank” Taylor declaró que el ataque que tuvo lugar el jueves en la provincia afgana de Nangahar, en el que murieron un planificador y facilitador de ISIS-K, fue con drones.

“Las fuerzas militares estadounidenses llevaron a cabo una operación antiterrorista contra un planificador de ISIS-K, se informó oficialmente.

“No sabemos de ninguna víctima civil”, añadió en un comunicado, en el que se anunció el primer ataque estadounidense desde el atentado.

La incursión aérea, proveniente desde fuera de Afganistán, se produjo mientras el transporte aéreo de evacuados del aeropuerto de Kabul continuaba bajo una seguridad muy reforzada tras el atentado del jueves.

El anuncio del ataque se produjo un día después de que el presidente Joe Biden prometiera tomar represalias por un ataque terrorista perpetrado por el violento brazo afgano del grupo Estado Islámico, que mató a 13 militares estadounidenses y al menos otros 170 fuera del aeropuerto internacional de Kabul, incluso cuando dijo que la frenética misión de evacuar estadounidenses desde Afganistán continuaría.

Algunos medios de comunicación informaron que las víctimas mortales se acercarían a las 200. Funcionarios estadounidenses dijeron que hombres armados abrieron fuego después de la explosión.

Al día siguiente, el portavoz del Pentágono, John Kirby, alertó que el grupo presuntamente planeaba atacar de nuevo el puente aéreo. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR