X
PUBLICIDAD

77 DÍAS DESESPERADOS

Sin luz en la Autopista de las Serranías Puntanas ni cámaras de seguridad cerca; la escena cuando desapareció Guadalupe

Este lunes ya son 77 días de esa noche que se llevaron a la menor y dejaron desconsuelo. Que su rastro se pierde al final de un campo es lo único que se sabe alrededor de una investigación cuestionada fuertemente por la familia.

por Catalina Ysaguirre

elchorrillero.com

Actualizada: 30/08/2021 11:55

Qué pasó con Guadalupe Belén Lucero es un misterio. ¿Qué pistas siguen la Policía y la Justicia? También lo son. Con el rastrillaje que se hizo hace una semana las sospechas de que a la nena pudieron sacarla del territorio provincia tomó fuerza.

Cuando el experto en búsqueda de personas, Santiago Díaz junto a su can Nube llegó al descampado del Barrio 544 Viviendas los rastros de Guadalupe lo llevaron hasta donde comienza el asfalto de la Autopista de la Serranías Puntanas. Justo en ese punto “el aroma” de ella se desvaneció. Era entonces la primera vez que Yamila Cialone recibía la hipótesis más temida desde que le arrebataron a su hija.

La pequeña de 5 años desapareció cuando jugaba con otros niños. A partir de ahí se reconstruyeron los minutos previos, pero siempre se presentaron confusiones. La Policía repitió procedimientos en la zona 0, hizo allanamientos y excavaciones, volvió cientos de veces, y hasta la actualidad sigue tomando testimoniales.

A Guadalupe se la llevaron de la manzana H, donde el barrio colinda con un descampado. No solo era una noche de pleno invierno, la oscuridad ese día fue más cruel que el frío. En pocos minutos el vecindario entero salió a la calle y se sumó a la búsqueda desesperada. Las personas se internaron en el descampado mucho antes que llegaran los primeros policías, y el nombre de la pequeña comenzó a retumbar por todas las esquinas.

Nadie se olvidará que las luces de la Autopista estaban apagadas. Ese es uno de los datos más relevantes ¿Pudo eso contribuir en un supuesto rapto?

Rastrillar ese lugar era una misión imposible, no se veía nada. Los voluntarios apuntaban sus autos hacia el campo para iluminar los senderos, y también usaban las linternas de sus celulares. La madrugada fue eterna para todos. Las fotos y los videos que llenaron las redes sociales en vivo y en directo son ahora un documento significativo.

El otro dato: no hay en la zona cámaras de seguridad ni lectores de patentes. No existen en el punto donde, según el trabajo de los rastreadores, el rastro de Guadalupe se pierde. Los especialistas sostienen que la nena no atravesó hacia la otra calzada (que conduce hacia Villa Mercedes), y por eso la hipótesis más fuerte es que la abordaron en un vehículo que podría haber tomado en dirección oeste (o sea hacia Mendoza, solo para nombrar una referencia).

El Chorrillero emprendió un recorrido en el mismo sentido para registrar qué sector del trayecto tiene algún dispositivo de seguridad.

A unos 9 kilómetros de ese punto de partida (a la altura del Autódromo Rosendo Hernández) hay un cartel informativo que no funciona y dos cámaras que apuntan a la ruta. Si grabaron o graban todavía el movimiento vehicular es una información que solo manejan los investigadores. Más adelante, en el desvío con Santos Ortiz se observa un domo.

Las imágenes muestran un cartel informativo, apagado. Y dos cámaras.

Las certezas de lo que pasó siguen siendo investigadas. Son varios los interrogantes y varias las sospechas. Si los raptores usaron un auto pudieron tomar otros caminos, no exclusivamente el que conduce a la provincia mendocina.

Son unos 600 metros de descampado los que separan la ruta con el barrio. Cruzarlo podría demorar entre 5 y 7 minutos.

“Cuando llega, me hace una marcación positiva, me indica que hasta allí llegó el rastro, luego me avisó que no hay más nada, por lo que para los investigadores seguramente fue levantada en un vehículo”, dijo Díaz, que integra la Brigada R.I.K 9 (Rescate con Intervención Canina), para referirse al final del trayecto que realizó con su perra el fin de semana del 21 y 22 de agosto.

El rastreador arribó a la provincia por la insistencia de Yamila Cialone. Pocas horas después de conocerse la desaparición de la nena, el hombre se ofreció ante las autoridades de la provincia, pero nunca lo convocaron. En ese momento se explicó que había divisiones policiales con canes de diferentes provincias. “Los mejores perros del país están trabajando acá”, dijo la única vez que el jefe de Policía, Darío Neira hizo declaraciones a la prensa.

“Desbordé en llanto, en impotencia, bronca, angustia porque era el primer dato del caso de Guada”, expresó la madre de Guadalupe después de conocer los detalles que aportó el especialista. Y entonces volvió a cuestionar a la Policía y al Gobierno: “En dos meses ellos no pudieron hacer lo que la brigada de Santiago y sus perros hicieron”. A Díaz le bastaron 24 horas para encontrar indicios que más tarde los aportó a la instrucción policial.

Pedro Zavala, un ex Policía que desde hace tiempo se dedica a adiestrar perros para la búsqueda de personas coincidió con la hipótesis de Díaz.

Ese lunes 14 de junio se sumó a la búsqueda. “Junto a mi grupo recorrimos el costado en dirección al sur de la casa de la tía de la nena. El perro se dirigió a la esquina donde había estado jugando la nena con sus primos, luego fuimos hacia el oeste de la vivienda, posteriormente caminamos dos cuadras para el norte y retomó a la Autopista”, recordó. Los rastros concluyeron también en el asfalto.

Y aunque él participó de las tareas del primer día, “nunca” tuvieron en cuenta la labor que hizo. “Esa noche hablé con un efectivo el cual me dijo que iba a informar pero hasta el momento no se comunicaron conmigo”, aseguró.

También recordó que esa noche las luces de la autopista estaban apagadas y que eso “dificultó aún más” los operativos.

Cialone estuvo este jueves con Alberto Fernández en la Casa Rosada. “El presidente no entiende que en dos meses no haya nada de la niña y que la carátula sea averiguación de paradero”, dijo la mujer después de la audiencia.

El Gobierno nacional prometió que “iba a poner todos los recursos” para encontrarla y llevó la recompensa a $5 millones.

Este domingo, de acuerdo al informe oficial, la Policía continuaba “con los diligenciamientos judiciales”. Hasta hoy se realizaron 422 allanamientos y 1.245 sectores ya fueron rastrillados.

Informes: Facundo Rebol.

Edición de videos: Gonzalo López.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR