X
PUBLICIDAD

Cámaras de seguridad públicas: en otros lugares ayudaron a encontrar chicos y fallaron en la búsqueda de Guadalupe

Las desapariciones de «M», «I» y «Lupita» pusieron en vilo al país durante este 2021. Las filmaciones que registraron a los primeros pudieron determinar la zona por la que habían circulado y con quién se encontraban. La falta de aparatología en San Luis impidió avanzar en la investigación por la pequeña de cinco años que lleva 11 semanas sin su familia.

Este jueves se cumplieron 80 días sin Guadalupe.

por Antonella Camargo

elchorrillero.com

Actualizada: 02/09/2021 22:31

Las primeras horas en las desapariciones son clave, lo mismo sucede con las cámaras de seguridad a fin de aportar datos y orientar la búsqueda. Justamente esto último fue lo que faltó en San Luis y no permitió tener alguna certeza sobre lo que sucedió con Guadalupe Belén Lucero el 14 de junio pasado. Las únicas que fueron aportadas pertenecían a vecinos del sur de la ciudad, pero no había en ella rastros de la pequeña de cinco años.

En contraposición a lo que sucedió en la provincia, hubo antes y después del rapto de “Lupita”, dos hechos similares que pusieron en alerta a toda la Argentina. El primero de ellos fue el de “M”, de siete años, en marzo, y la segunda esta semana y tuvo como protagonista a “I”, de 13.

En ambos casos, hubo aportes del Gobierno y municipios que pudieron colaborar con la investigación. En la búsqueda de la niña, sirvieron para saber el recorrido que hizo y principalmente, identificar a su secuestrador. Por el lado del adolescente, determinaron que se encontraba solo y hasta registraron cuando tiró a un cesto de basura su teléfono.

Este jueves se cumplen 80 días desde que Guadalupe falta de su casa y no existen pistas sobre que pudo pasar con ella. Nadie pudo advertir quién se la llevó y tampoco hubo aparatología en el Barrio 544 Viviendas ni zonas aledañas que pudieran captar con quién se encuentra.

La última información en la causa fue aportada días atrás por el brigadista Santiago Díaz que viajó desde Santa Fe para colaborar en las tareas. Así fue que determinó que a la niña se la llevaron hasta la Autopista de las Serranías Puntanas. Pero tampoco hay filmaciones desde el sector donde la levantaron hasta los puestos limítrofes.

De la misma manera, a dos meses y medios de la desaparición no se conoce si las cámaras ubicadas en los límites de la provincia funcionaban, o pudieron detectar algo vinculado a la pequeña de cinco años.

El caso “M” en Villa Lugano

“M” fue llevada desde el barrio porteño de Villa Lugano el lunes 15 de marzo, tras la denuncia de su madre se llevó adelante el monitoreo de las filmaciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, municipios y de privados. Todo fue incorporado al expediente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 54.

Estos videos pudieron identificar al sospechoso del secuestro, Carlos Alberto Sierra (39). Y el primero de ellos captó el paso de la nena de 7 años a las 8.40 de ese día por la avenida Larrazábal y Somellera, cuando estaba arriba de su bicicleta y acompañada por un hombre vestido de negro y con una gorra con visera de color rojo.

Desde ese momento, al menos 19 cámaras y domos municipales captaron el minuto a minuto de la niña con el hombre hasta llegar a las 9.49 a la Estación del ferrocarril Sarmiento en el barrio de Liniers, en la avenida Rivadavia y José León Suárez.

Tres días más tarde, “M” fue encontrada en inmediaciones de la Universidad de Luján. Estaba andando en bicicleta con Savanz.

El caso “I” en Liniers

Por su parte, la familia de “I” de 13 años, perdió rastros de él este lunes cuando tomaron conocimiento que el joven, que había salido al mediodía de su casa rumbo al colegio San José, del barrio porteño de Liniers, no había asistido al establecimiento educativo, y que había estado jugando a la pelota en una plaza junto a amigos.

Un compañero del establecimiento fue quien lo vio por última vez en una parada de colectivos en Alberdi y Larrazábal. Luego hallaron su mochila y su teléfono.

Para dar con su paradero también tuvieron un rol importante las cámaras de la CABA porque según informó el Ministerio Público Fiscal, el análisis de ellas “practicado por el Centro de Monitoreo Urbano de la Policía de la Ciudad, evidenció el momento en que el niño descartaba su celular en un cesto de basura y subía al interno 147 de la línea 47 de ómnibus».

Un día más tarde, fue encontrado en avenida Perón y Guaycurú, de Ciudad Evita, por un hombre de 41 años identificado como Carlos Chaile, quien alertó al 911 luego de ver al joven que caminaba por la zona.

“No puede ser que en San Luis las cámaras no funcionen, ¿dónde está la Provincia de la tecnología?”, cuestionó a dos semanas de la desaparición la tía de Guadalupe, Georgina Cialone.

La mamá de la pequeña, Yamila Cialone hizo un posteo y apuntó a lo mismo: «80 días que está Justicia inoperante no te encuentra ¿Tan difícil es? Con tantas cosas hoy en día, el mundo de la tecnología y de los especialistas que no logran dar contigo».

«En este contexto, en julio, la jefa de Gabinete provincial, Natalia Zabala Chacur dijo que en la ciudad de San Luis hay 217 cámaras. Sin embargo, ninguna de esas estaba cerca del lugar de donde se la llevaron. Y tampoco precisó cuantas de esas son las que están funcionando.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR