X

El partido entre Brasil y la Argentina se suspendió por la intervención de autoridades sanitarias

Dos representantes de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ingresó al campo de juego a los cuatro minutos de juego para frenar el encuentro. La Selección se fue al vestuario y ahora espera para saber qué pasa con los futbolistas.

Los dos llegan invictos en el camino hacia el próximo Mundial
Actualizada: 05/09/2021 17:28
PUBLICIDAD

Un nuevo escándalo mundial entregó este domingo el fútbol sudamericano, luego que la Selección argentina debió retirarse del campo de juego, lo que provocó la suspensión del clásico de la región en San Pablo, cuando autoridades sanitarias brasileñas quisieron detener a cuatro jugadores albicelestes por supuestamente haber incumplido el protocolo previsto como prevención por el coronavirus.

Dos representantes de la Sanidad del Gobierno de Brasil se metieron dentro de la cancha del Arena Corinthians a los cuatro minutos de juego e incluso uno de ellos tuvieron empujones con Nicolás Otamendi y Marcos Acuña. Ante esto, los representantes de Conmebol recomendaron al entrenador Lionel Scaloni que se vaya a los vestuarios, hasta resolver esta situación, que finalmente quedó suspendido.

El clima enrarecido estuvo hasta minutos antes de iniciar: el rumor era que la FIFA -como organizador de las Eliminatorias- advirtió a Brasil sobre una posible pérdida de puntos si no iniciaba el encuentro.

Lo cierto es que Brasil perdió nueve futbolistas que juegan en Inglaterra para esta convocatoria ante la problemática para retornar a ese país y perderse partidos de la Premier o la Liga de Campeones con sus clubes.

Argentina, en tanto, resolvió convocarlos de igual manera ante el boicot que cuatro Ligas europeas realizaron en la previa de esta triple fecha.

Más temprano, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) emitió un comunicado en el que instó a las autoridades de Brasil a deportar a los futbolistas argentinos Emiliano “Dibu” Martínez, Emiliano Buendía, Cristian “Cuti” Romero y Giovani Lo Celso, tres de los cuales estaban en la cancha.

El Gobierno de Brasil había reconocido el sábado que investigaba el posible salto del protocolo por parte de cuatro jugadores de la Selección argentina, porque según las leyes vigentes aquellos que hayan pasado por Inglaterra están obligados a cumplir una cuarentena de 14 días, como prevención de la pandemia de coronavirus.

Según señaló Anvisa, “cuatro jugadores argentinos ingresaron a Brasil incumpliendo las normas sanitarias del país al declarar supuestamente información falsa en un formulario oficial”, a raíz de que aseguraron “no haber pasado por ninguno de los cuatro países (Inglaterra, Sudáfrica, India e Irlanda del Norte) con restricciones en los últimos 14 días”.

Igualmente, las diez federaciones miembro de Conmebol firmaron un acta con el acuerdo de sus respectivos Gobiernos para aceptar el corredor sanitario para estos encuentros internacionales. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR