X

Fuerte carta y reclamo de Martha Pelloni al Gobierno de San Luis a tres meses de la desaparición de la nena

La monja que coordina la Red Infancia Robada se refirió al caso de Guadalupe Lucero y expuso: “Lo que más me preocupa es el tiempo que pasa cada día sin noticias”.

Martha Pelloni.
Actualizada: 14/09/2021 10:00
PUBLICIDAD

“En San Luis se vive un silencio ensordecedor al cumplirse tres meses del secuestro de la pequeña, que abruma por parte de las instituciones públicas de la Policía, Justicia y por parte del Gobierno provincial”, sostuvo la hermana Martha Pelloni a través de una carta que difundió en las redes sociales.

La monja consideró que en esta etapa es “imprescindible” la voz de Susana Trimarco y su equipo de abogados en mantener diálogo con la administración de Alberto Rodríguez Saá y la familia, sumado a obtener información que “oriente y permita alguna de las acciones en pos del esclarecimiento del caso”.

Pelloni señaló que la última noticia que se conoció fue el viaje que realizó Yamila Cialone y su representante legal a una audiencia con el presidente, Alberto Fernández y a los pocos días del regreso, fue recibida por el gobernador Rodríguez Saá: “A partir de la misma nuevamente el silencio por Guadalupe que se hace sentir con mayor incertidumbre y temor. Se puede decir que en San Luis hay miedo, ahora ¿podemos preguntarnos a qué, a quién y por qué?”.

“Lo que más me preocupa es el tiempo que pasa cada día sin noticias. Somos conscientes que la falta de información parecería ser estrategia o complicidad y así la verdad se aleja cada día más”, manifestó.

En ese sentido, a través de la Red Infancia Robada, criticó al Gobierno por “no comunicar a la sociedad que vive este dolor del secuestro de la niña ni dando a conocer información alguna” y le solicitó que “se reúna con todos los actores sociales y dé respuesta a una comunidad movilizada y preocupada”.

En otro pasaje del comunicado, apuntó contra la administración de Rodríguez Saá: “Es su responsabilidad haber entretenido en un primer momento con rastrillajes de campo, cuando era evidente que es un caso de trata. Recién ahora se conoce que la Justicia Federal va a iniciar la investigación, tarde pero imprescindible”.

“Pobre mamá de Guadalupe, que quiere creer en la ayuda que le ofrecen, pero el cansancio por tanta incertidumbre se convierte en el temor por lo peor. Y se suma y agiganta en el grito de la sociedad con sus organizaciones sociales que no van a ceder ante el encubrimiento y la mentira”, sostuvo.

Por último, le solicitó a la comunidad que en las redes sociales compartan imágenes de la menor con la consigna “queremos a Guadalupe con vida”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR