X

ELECCIONES 2021

Celeste Aparicio: “En la UCR debemos ver cómo nos posicionamos a noviembre y no ser un impedimento para que la oposición pueda ganar”

La dirigente radical, reflexionó sobre los resultados de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. Consideró que quienes conducen el partido deben advertir que “no fue la decisión acertada no formar un frente”.

Foto marcos verdullo.
Celeste Aparicio.
Actualizada: 14/09/2021 16:23
PUBLICIDAD

El bajo caudal de votos que reunió la Unión Cívica Radical (UCR) en San Luis en las comicios del domingo pasado para cargos nacionales mereció un análisis de algunos dirigentes. En ese contexto se tiene en cuenta que las autoridades no tuvieron vocación de formar parte del frente opositor que conformaron Avanzar, el PRO y el partido Demócrata.

“Hay una mirada muy realista donde la ciudadanía no ha elegido a la UCR como la opción de la oposición. Ha elegido al Frente Unidos por San Luis y a Claudio Poggi. En este punto aquellos que queríamos y trabajamos para construir un frente, que no se logró, sabíamos que el camino era todo juntos como lo veníamos haciendo”, sostuvo al respecto Celeste Aparicio.

La concejal, que fue precandidata a diputada provincial, planteó que el partido debe “tener una discusión hacia dentro” y resolver las “diferencias internas”.

En las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), la UCR obtuvo el 6,41% de los votos. “Esperamos que todos los radicales nos veamos y podamos hacer autocrítica con este 6%, uno de los más bajos que conozco de nuestro espacio”, afirmó Aparicio.

“Es muy importante saber que en el lugar donde nos encontramos, que es la oposición al Gobierno provincial, no nos han elegido. Entonces tenemos que reunirnos, evaluar y plantear una estrategia de cara al futuro. Y aquellos que hoy conducen el partido, también hacer una reflexión que no fue la decisión acertada no formar un frente”, advirtió en diálogo con El Chorrillero.

La legisladora de la capital, hizo énfasis en que deben definir cómo se posiciona la UCR para las elecciones generales y “no ser un impedimento para que la oposición pueda ganar”.

Por lo mismo, dijo que el radicalismo “no es un partido que está muerto, sino que tiene dirigentes que toman malas decisiones, y hay que hacerse cargo y volver a encausarlo”.

“Ese es el desafío que asumimos, de poder trabajar desde dentro de la UCR para que en el 2023 podamos tener un gobernador que sea de la oposición. El objetivo es frenar el Gobierno de (Alberto) Rodríguez Saá. Las urnas han demostrado que el país se siente cansado, ha dicho basta a este Gobierno nacional que es igual al provincial”, aseveró.

Por todo esto, insistió en que tras la victoria de Unidos por San Luis con el 46,86% “vendrán los aprietes y arreglos”. “Entonces la oposición tiene que estar más unida que nunca para que en noviembre podamos ganar y ser una opción en el 2023”, finalizó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR