X
PUBLICIDAD

SAN LUIS

Confusión y enojo entre los padres que llevaron a vacunar a sus hijos

El principal inconveniente fue que citaron a menores con patologías de base y también a otros que no habían declarado ninguna enfermedad.

Los padre esperando a sus hijos en la puerta del vacunatorio, pasadas las 15:30.
Actualizada: 15/09/2021 18:04
PUBLICIDAD

El día después que un cartel alarmara el faltante de vacunas, el Polideportivo Municipal fue escenario de confusión y enojo.

Todo comenzó cuando a los padres comenzaron a pedirles certificados de salud y libreta de sus hijos, como requisito para recibir la vacuna.

El Gobierno había anticipado que hoy vacunaría a jóvenes de 12 a 17 años “en situación de salud priorizada”, en el predio del Puente Blanco. Sin embargo, la convocatoria alcanzó a niños sin patologías de base, y por eso muchos se molestaron.

Una mamá le contó a El Chorrillero que “hubo mucho enojo porque hacían volver a los padres para que busquen la libreta de salud y el certificado médico, sin dar demasiada información”. Contó que a su niño lo citaron para vacunarse a las 13, y que como muchos otros solo habían llevado el DNI. “MI hijo no tiene patologías de base”, indicó.

Con el paso de las horas el problema se fue solucionando. Y por lo que se pudo comprobar en el lugar, los menores fueron inoculados en todos los casos que presentaron la documentación. Aquellos que habían declarado tener “enfermedades respiratorias” y asistieron sin el certificado que lo comprobara tuvieron que ir hasta a un médico para que se los extendiera.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR