X
PUBLICIDAD

SAN LUIS

Caos en el primer día de la preinscripción de créditos

Alberto Rodríguez Saá dijo que este jueves era el día de lanzamiento; pero en la Caja Social hubo falta de información y confusión entre los sanluiseños que acudieron para inscribirse.

Enojo y confusión se vivió en la puerta de la Caja Social este jueves.
Actualizada: 23/09/2021 21:32
PUBLICIDAD

Los créditos forman parte de las promesas electorales (segunda parte) que lanzó Alberto Rodríguez Saá para dar vuelta el resultado de las PASO y ganar el 14 de noviembre. El martes por la noche confirmó que la inscripción comenzaba este jueves 23 de septiembre, sin embargo hubo confusiones en la puerta de La Caja Social y Financiera.

La fila de personas comenzó bien temprano hoy, y muchos interesados comprobaron que el sistema de otorgamiento de los micricrédtos de $50 mil todavía “no se había activado”, y que era muy poca la información que manejaban los empleados.

Adentro del edificio simplemente “les tomaron los datos personales”. Se fueron sin saber cómo sería el proceso de evaluación para el otorgamiento, si iban a poder acceder o no.

Cuando las oficinas cerraron las puertas vino el enojo de los muchos que todavía esperaban, cerca de las 14. El drama se planteó porque “nadie avisó” hasta qué parte de la fila iban a hacer entrar para el trámite. Un video captó ese momento.

La confusión que en el lugar nadie puedo responder a la gente es que hoy se lazaban otros créditos: los blandos que son parte del Programa de Reactivación Productiva. Los mismos apuntan a “Proyectos existentes” de hasta $1.000.000, y a“Proyectos Nuevos e Innovadores” de hasta $500.000.

La mayoría de las personas fue inscribirse para los microcréditos, los cuales estarán disponibles «en los próximos días».

“Estos microcréditos permitirán adquirir insumos, equipamientos, materiales o herramientas a personas que tienen dificultad para el acceso a créditos en el sistema financiero bancario”, explicó el gobernador durante un acto donde hizo otras promesas de campaña, y el mismo día de la reunión en el PJ donde le pidió a sus funcionarios que salgan a la calle para preguntarle a la gente “qué necesitaba y solucionarle los problemas”. Fue un pedido desesperado para cosechar votos.

En 2017 se instalaron en las plazas con promesas y reparto de coas compradas con fondos del Estado.

Ahora ofrece créditos de hasta $50.000 con 0% de interés. Y lo hace después de 18 meses de pandemia, y en medio de un escenario económico crítico: con miles de sanluiseños desocupados, con emprendedores fundidos porque no tuvieron el auxilio de Rodríguez Saá en el momento más difícil de la pandemia y con trabajadores independientes que se siguen reinventando para hacer funcionar sus economías.

Ahora que el gobernador kirchenrista quiere recuperar votos se acuerda de “las personas que tienen un taller, que tienen rotas las máquinas o les faltan herramientas, que se le rompió el techo o tiene problemas que impiden que aparezca esa fuerza laboral, esa energía de trabajo”.

De acuerdo a los requisitos que se conocieron podrán solicitar el microcrédito de $50 mil, trabajadores informales y monotributistas (Social, A, B). Estarán exceptuados los titulares de algún beneficio social, trabajadores en dependencias públicas y privadas, monotributistas (C, D, E, F, G, H, I, J y K), autónomos y responsables inscriptos.

“La cantidad de cuotas es acorde a los ingresos que demuestre el solicitante: a menor ingreso, más cuotas. La garantía es simplemente un pagaré sin protesto, es decir, un crédito a sola firma”, detalló el gobernador. Esa noche también adelantó aumentos de sueldos, prometió por séptima que el Hospital “Ramón Carrillo” abrirá sus puertas para la atención de pacientes, que pagará el 4 de octubre las estampillas a los jóvenes, que lanzará un programa de capacitación personas de 16 a 24 años para su inserción en el mercado laboral y que entregará computadoras. La “caza” de votos ya largó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR