X
PUBLICIDAD

“Tirado en el piso lo siguieron pateando”, escalofriante testimonio de la pareja del hombre golpeado frente a un colegio

Las imágenes trascendieron el jueves y muestran cómo un padre se violenta contra otro en la entrada del colegio y le propina una paliza por la que podría llegar a perder su ojo.

Actualizada: 25/09/2021 10:51
PUBLICIDAD
El pasado jueves se conocieron las imágenes de una violenta golpiza que sufrió un hombre en la puerta de un colegio ubicado en la localidad de Caseros. La misma se habría disparado a causa de una disputa en el grupo de WhatsApp de padre de la institución. En las últimas horas, habló la pareja de la víctima sobre el altercado y el estado de salud de su marido.
Anabela explicó que hoy su esposo “puede perder el ojo por una piña con un anillo”. A su vez, aseguró que la pareja del agresor la increpó a ella también. “Ella me pegó primero a mí, me metió una trompada en la puerta del colegio al lado de mi nena, mientras yo esperaba que saliera mi nena mayor”, explicó.
Según detalló, la gresca se desarrolló por un entredicho con ella en el grupo de madres y padres de la sala que tienen en WhatsApp. “Me dijo que me iba a matar a trompadas porque se ofendió. Y yo hice la alerta al colegio”, declaró. El intercambio se produjo el miércoles y al día siguiente la golpiza.
Todo aconteció en la calle Belgrano al 4.700 de Caseros, en la puerta de entrada del Instituto Evangélico Americano. Esteban Bieiaszewzki sufrió una violenta golpiza por la que debió ser derivado a la Clínica Trinidad en Ramos Mejía, allí lo diagnosticaron con pérdida de visión en el globo ocular. Al parecer, la paliza se produjo a causa de un comentario que habría dicho Anabela sobre la hija de la mujer agresora, que desembocó en una discusión que terminó con la frase: “No hablo con mamás luchonas”.
En diálogo con LN+, la mujer de la víctima aseguró que no conoce la identidad de su atacante y que comenzó a enviarle mensajes hostigándola. “Le bloqueo el número, me manda un audio diciendo que mejor tenga conducta porque la madre trabaja en el nivel primario y a mi hija en algún momento la iba a tener de maestra, con lo cual decido hablar con el colegio”, narró.
Contó que cuando fue a buscar a su hija mayor, se le acercó la otra mujer y la atacó. Así, se refugió dentro de la institución y terminó siendo increpada por la madre de su agresora. De esta manera, alertó a su marido para que la vaya a buscar.
“Salgo, porque además tenía que retirar a mi nena más grande, y escucho gritos, había llegado mi marido y veo que ella fue a violentarlo. Veo que le pegan una piña y ya tirado en el piso lo siguen pateando”, explicó angustiada sobre la situación límite que vivió el pasado jueves.
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR