X
PUBLICIDAD

Arsenal le ganó a Lanús y cortó una larga sequía sin goles ni victorias

Fue 1 a 0 en Sarandí con gol de Bruno Sepúlveda.

El encuentro finalizó 1 a 0.
Actualizada: 25/09/2021 22:56
PUBLICIDAD

Arsenal le puso fin a una larga sequía de victorias y goles al imponerse esta tarde por 1 a 0 sobre Lanús, en Sarandí, en un partido correspondiente a la decimotercera fecha de la Liga Profesional.

Bruno Sepúlveda, aprovechando un error del arquero Lucas Acosta, marcó el gol del triunfo del elenco del Viaducto, a los tres minutos del segundo tiempo.

Con este gol, el «Arse» cortó una racha negativa de 602 minutos sin convertir y volvió a ganar un partido después de 10 juegos, ya que la última vez había sido en la tercera fecha del certamen (1-0 sobre Argentinos Juniors).

Con el resultado de hoy, el conjunto del Viaducto dejó el último lugar de la tabla de posiciones -allí quedó ahora Banfield- y está anteúltimo, con 11 puntos, mientras que el «Granate», que perdió su segundo partido consecutivo tras haber sido puntero del torneo dos fechas atrás, continúa con 23 unidades, a seis del líder Talleres.

En cuanto al partido, el primer tiempo, levemente favorable al local, tuvo un trámite discreto, friccionado, con pocas emociones.

En esos primeros 45 minutos apenas hubo tiempo para un cabezazo de Leonel Picco para el dueño de casa, a los dos minutos, apenas desviado a la salida de un tiro de esquina, y otro testazo, defectuoso, del experimentado José Sand, asistido por un centro desde la derecha de Ángel González.

Apenas empezado el segundo tiempo, a los tres minutos, Guillermo Burdisso tocó atrás para el arquero, la pelota se le fue larga cuando la quiso parar, Nicolás Mazzola se la robó, cedió para Sepúlveda y este puso el 1 a 0.

Con el marcador de su lado, Arsenal no bajó los brazos siguió presionando y dando pelea en la mitad de la cancha, mientras que el elenco «granate» no mostraba reacción.

Frente a esto, el entrenador visitante, Luis Zubeldía, dispuso cuatro cambios al mismo tiempo, buscando cambiar la historia en el Viaducto.

Las variantes le dieron frescura al conjunto visitante, que empezó a empujar en ataque, pero sobre todo a fuerza de centros, ya que no lograba precisión ni juego asociado.

En ese contexto, Lanús apenas pudo inquietar con un cabezazo de Burdisso, que salió muy cerca tras una serie de rebotes en un tiro de esquina, y otro testazo, de Pedro de la Vega, sobre el final, bien atrapado por el arquero Alejandro Medina, quien se quedó en sus manos con la última acción peligrosa del partido.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR