X
PUBLICIDAD

CORONAVIRUS

En San Luis 3 de cada 10 personas vacunadas recibieron la Sputnik V: ¿Qué significa la suspensión de la aprobación por parte de la OMS?

El organismo internacional detectó fallas en la producción de dosis en una planta en Rusia. Dudas, interrogantes y obstáculos en los viajes.

foto ansl
Tres de cada 10 vacunados en San Luis tiene la Sputnik V.
Actualizada: 26/09/2021 00:45
PUBLICIDAD

Durante la semana surgió una noticia que trajo incertidumbre dentro de una parte de la población argentina y puntana: la Organización Mundial de la Salud (OMS) suspendió la aprobación de la Sputnik V, de momento.

El suero de Rusia es uno de los pilares del plan de vacunación argentino, tanto así que fue ponderado por sobre otras inmunizaciones. Fue la primera marca en arribar en el país y ser aplicada.

Ahora ¿en qué se traduce la falta de autorización? Para entrar en el tema hay que tener presente que, de acuerdo a los números oficiales, tres de cada 10 sanluiseños está inmunizado con la vacuna rusa.

En San Luis, desde el 29 de diciembre del 2020, cuando inició la campaña de inmunización, se aplicaron 177.314 inoculaciones, de acuerdo al registro que lleva adelante el ministerio de Salud de la Nación.

Estas inyecciones se dividen en 117.608 primeras dosis y 59.706 segundas, hasta la fecha.

De esta manera, con el 28,23% del total de las vacunas aplicadas (628.054), las del instituto Gamaleya se ubican como las segundas más utilizadas por las autoridades sanitarias solo superadas por detrás de la Sinopharm de China (277.980).

A pesar de estar aprobada en 70 países, varias entidades sanitarias de peso en el mundo no han validado la vacuna Sputnik V, que cuestionan la homologación del proceso de fabricación de sus dos componentes.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) tampoco dieron el visto bueno.

Esto impacta de lleno en una buena parte de los ciudadanos. Se sabía que generaría inconvenientes a quienes tuvieran que presentar un “pasaporte de vacunación” de un fármaco con reputación cuestionada en algunos lugares del mundo.

A partir del 1° de noviembre, los argentinos que quieran ingresar a los Estados Unidos deberán estar inmunizados con una vacuna autorizada por el CDC, lo mismo ocurre con muchos países europeos que requieren de dosis respaldadas por la EMA.

Lo cierto es que La Casa Blanca todavía debe informar qué dosis serán válidas para ingresar a territorio norteamericano. Por ahora, el gobierno federal aprobó las Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Las vacunas chinas, Sputnik V y AstraZeneca, que se aplicaron en la Argentina, no son autorizadas por el CDC.

Por supuesto, es posible viajar a ese país antes de que la normativa entre en vigor para inocularse con alguno de esos productos, siempre que un especialista les indique que eso no representaría un riesgo para la salud.

A nivel país, más de 10 millones de personas fueron inoculadas con ese antígeno pese a que estudios realizados en Rusia y en Argentina, la vacuna demostró ser efectiva y segura.

Por lo pronto, los argentinos que ya compraron pasajes y están vacunados con Sputnik empezaron a recalcular sus planes por temor a que no le permitan el ingreso.

En este marco se espera que la OMS designe una delegación para que en el próximo mes visite Rusia para una evaluación

Anteriormente había señalado en junio pasado que había encontrado infracciones relacionadas con la “implementación de medidas adecuadas para mitigar los riesgos de contaminación cruzada” en una fábrica de Pharmstandard en la ciudad de Ufa.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR