X
PUBLICIDAD

La lava del volcán de La Palma llegó al océano y creó una nube de humo

Las recientes erupciones del volcán de Cumbre Vieja en la isla de La Palma, España, dejaron destrucción a su paso. En efecto, España procedió a declarar la zona como una de «desastre».

La lava del volcán de La Palma llegó al océano y creó una nube de humo.
Actualizada: 28/09/2021 22:15
PUBLICIDAD

Tras nueve días de erupción en el volcán Cumbre Vieja de la isla canaria de La Palma, la lava parece haber tocado el Océano Atlántico este martes por la noche. Las autoridades reportaron la formación de una nube de humo como consecuencia del cambio drástico de temperatura entre la roca fundida y el agua.

Tras la reactivación de la erupción tras un breve parón este lunes, los expertos pronosticaron que la llegada al mar era inminente, una situación considerada como peligrosa debido precisamente a ese alto contraste de temperatura y a las explosiones que puede generar.

Precisamente este martes, España declaró a la isla de La Palma como zona de desastre. Esto se da como consecuencia de las explosiones volcánicas bajo las que amaneció el valle de Aridane. Esta medida supone un beneficio financiero para la isla.

Isabel Rodríguez, la portavoz del Gobierno español, comunicó la noticia. «En esta primera reunión de gabinete se han tomado acuerdos concretos sobre la reconstrucción del plan de La Palma. La primera acción tiene que ser, como todos saben, una acción formal que consiste en declarar a La Palma un área muy dañada debido a una protección civil de emergencia y por lo tanto podemos avanzar con la ayuda económica. Con esta fórmula y bajo este paraguas podemos poner en marcha todas las ayudas de todos los ministerios involucrados en este tema para atender esta emergencia”.

Y agregó que “concretamente, estamos hablando de una subvención directa concedida a través del Gobierno de Canarias de 10,5 millones de euros (12,30 millones de dólares). Será para ayudar a comprar o alquilar viviendas a las personas que lo necesiten. Y también para ayudar a cubrir necesidades básicas”.

La lava del volcán de La Palma llegó al océano y creó una nube de humo.

Además, el equipo científico a cargo del seguimiento del nuevo volcán de Cumbre Vieja aseguró que este está emitiendo lava a un ritmo alarmante. Y agregó que sale de bocas más profundas y calientes.

Entre tanto, los locales mantienen la calma. Una bañista en la playa de Tazacorte, cerca de la Palma, se pronunció al respecto. «No tengo miedo. La playa es relajante», dijo a Reuters.

Destrucción a su paso

El volcán de Cumbre Vieja entró en erupción el domingo 19 de septiembre. Desde entonces, ha dejado destrucción a su paso.

En tan solo 9 días, ha arrasado con unas 230 hectáreas, donde ha destruido cultivos y entre 500 y 600 edificios. Además, se estima que al menos el 15% de la cosecha de plátanos podría perderse. El portal inmobiliario ‘Idealista’, estimó “los daños en bienes inmuebles en unos 178 millones de euros”. Esto perjudica la economía local.

Al mismo tiempo que la roca fundida a más de 1.000 grados arrasa con la infraestructura de la isla, produce un humo tóxico que podría ser muy perjudicial para los ciudadanos. En efecto, desde la primera erupción, al menos 5,600 personas han sido desalojadas de sus hogares mientras que tres pueblos costeros fueron cerrados.

Finalmente, el Instituto Geográfico Nacional (IGN), informó que las recientes erupciones de este volcán han incrementado la actividad sísmica en La Palma.

Pronósticos

El Instituto Volcanológico de Canarias pronosticó que la erupción de La Palma durará entre 24 y 84 días.

La última erupción en esta área geográfica fue en octubre de 1971, es decir, hace 50 años. Esta también fue la última erupción terrestre en España. Sin embargo, en 2017, volvió la actividad sismo volcánica pero en un grado mucho menor que ahora. (France 24).

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR