X
PUBLICIDAD

Historias de San Luis | Daniel Piñeda: una voz con identidad

Por las venas de Daniel Ernesto Piñeda corrió siempre la sangre de locutor, periodista y comunicador.

Daniel Ernesto Piñeda.

por Nino Romero

elchorrillero.com

Actualizada: 02/10/2021 22:50

Seguramente eso lo sabían sus padres, Elvira Garrido y Héctor Piñeda.

Daniel Piñeda es sinónimo de radio, de televisión, de publicidad, de medios de comunicación.

Y la definición de “una voz con identidad” obedece no solamente a que es inconfundible, sino a que impone presencia y calidad, algo que no siempre se logra.

Esta vocación y destino tiene muchos antecedentes.

Cuándo por ejemplo tenía 7 años y relataba imaginarios partidos entre “su” querido Ríver contra Boca.

O le daba voces a los muñequitos de madera que le trajeron los Reyes Magos.

Desde muy niño ya era locutor, ya era de la radio. Era su destino.

Fue alumno de la Escuela Normal “Juan Pascual Pringles”, donde se terminaba el secundario en sexto año, y su urgencia de comenzar a trabajar en la radio LV13 hizo que decidiera adelantar sus estudios y terminar como bachiller en el Colegio Nacional “Juan Crisóstomo Lafinur” en quinto año.

Un año menos para tener el secundario completo e ingresar a la radio.

Y listo. En 1969 comienza su brillante carrera en LV13, que lo llevó también a Radio Nacional, Dimensión y actualmente FM Siempre, dónde además de realizar programas y tareas informativas, es su director general.

Locutor, periodista y comunicador.

Su radio (FM Siempre) nace a partir de la creación de la agencia de publicidad DAR junto a Pepe Milone, Roberto Muñoz y Alfredo Nicotra.

Los numerosos ciclos de Daniel son referencia ineludible del mundo de la comunicación.

Programas como “Siglo Joven” los días sábados, donde presentaba las novedades musicales que le llegaban a su casa directamente de los sellos discográficos en formato de vinilo.

Su etapa en la mañana radial junto a Patricia Funes.

Ser locutor comercial del equipo de transmisión que viajaba a todo el país acompañando a equipos de fútbol y también boxeadores de San Luis que competían fuera de la provincia.

La radio era la única manera que tenía la provincia de San Luis de enterarse en el acto de los resultados.

En algunos viajes me tocó reemplazarlo porque coincidió con el nacimiento de uno de sus hijos.

Tiene un libro extraordinario que quienes aman la radio y los medios sugiero leerlo si no lo han hecho aún.

Está en formato digital y es una delicia en la rigurosidad del relato y las anécdotas. Imperdible.

El link es  http://bpd.sanluis.gov.ar:8383/greenstone3/sites/localsite/collect/literatu/index/assoc/HASH25c0.dir/doc.pdf

Escribía que Daniel es un hombre de los medios de comunicación.

Y su presencia marcó también una época de oro de la televisión de San Luis integrando el equipo informativo de Canal 13, y concretando exitosos ciclos tanto en el canal de aire como en el cable.

Es complicado intentar resumir una vida dedicada a los medios de comunicación y a la publicidad. Es imposible por razones de espacio.

Sobre todo, cuando esa figura, como la de Daniel Piñeda, representa tanto para la comunidad.

Y por supuesto que su actividad también trascendió en escenarios ejerciendo la conducción de encuentros artísticos, culturales y festivales de música que lo tuvieron como maestro de ceremonias.

Celoso custodio de su intimidad familiar, junto a su esposa, María del Carmen Pagano construyeron una fantástica familia con tres hijos: María Andrea, María Alejandra y Daniel Eduardo.

Daniel junto a su esposa, María del Carmen

Y aquí aparecen las personas que realmente son las que mandan en la familia. Los nietos: Salvador, Luisina, Emilia, Pedro y Martina.

Familia Piñeda.

Me permito reproducir algunos textos de su libro anteriormente mencionado:

“Desde pequeño fui hincha furioso de la radio. Conocía la voz de todos los locutores. Los de San Luis y los de Buenos Aires. Sabía cuáles eran los programas y a la hora que iban, la música que pasaban y si repetían los discos o no”.

“Es que la radio era un mundo entre imaginario y real que alentaba mis fantasías y me iba predisponiendo para lo que yo haría en el futuro”.

“Por ahora solo pienso en agradecer a Dios poder haber vivido épocas tan gloriosas que han sido verdaderamente fundacionales dentro de las comunicaciones en mi provincia. Me siento realmente orgulloso por haber sido parte de ellas y cumplo con mi deseo que con estas notas queden para la posteridad las pequeñas grandes realizaciones de mis amigos, compañeros y funcionarios con los que compartimos esos años de creatividad y desarrollo”.

Daniel Piñeda es alguien de quien he aprendido mucho con el solo hecho de compartir el espacio laboral o escucharlo. Es alguien a quien admiro y respeto profundamente.

Un profesional con mayúsculas.

Ah Daniel, no me hables para pedirme LA fuente informativa de algunos datos no tan públicos. Me niego a REVELARLA. Vos me entendés.

Abrazo y por muchos años de radio que vendrán.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR