X
PUBLICIDAD

Más de 700 hectáreas de La Palma se encuentran cubiertas por la lava del volcán

El Cumbre Vieja sigue expulsando lava que continúa cayendo al océano Atlántico por la costa oeste de la isla española. En seis kilómetros arrasó con todo a su paso.

Actualizada: 02/10/2021 09:53
PUBLICIDAD

Según ha confirmado el CSIC, se ha abierto dos nuevas bocas eruptivas que se sitúan a 600 metros al norte de la principal y han creado una segunda colada de lava que se espera que termine confluyendo con la lava primigenia.

«No es una buena noticia porque cabe la posibilidad de que afecten a nuevas infraestructuras», ha asegurado Manuel Nogales, delegado del CSIC. Una destrucción que, por el momento, ha alcanzado a más de 1.000 edificios y la lava ya ha ganado 28 hectáreas al mar según las últimas mediciones.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, atendiendo a las mediciones de calidad del aire en la zona, ha ordenado el confinamiento de nuevos núcleos de población en los municipios de Los Llanos de Aridane y El Paso, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2.

El nuevo confinamiento se acuerda como consecuencia de las condiciones meteorológicas que rigen con una inversión térmica que impide la dispersión de gases y los mantiene en cotas bajas de la atmósfera. Este confinamiento afecta a unas 3.500 personas.

En concreto, se ordena el confinamiento del espacio comprendido entre el cruce de Camino Cruz Chica con la carretera LP-2 siguiendo al oeste hasta el cruce con Nicolás Brito Pais, continuando este camino hasta la circunvalación y por ésta hasta la rotonda de Hoyas Hondas.

El volcán ha sumado este viernes dos centros emisores de lava a la dos que tenía y la nueva colada magmática busca la unión con la primigenia hacia el mar, en un momento en el que el aire sigue siendo saludable para los ciudadanos. Los nuevos centros emisores están separados entre ellos unos 15 metros y se encuentran a 600 metros del cono principal en dirección noroeste.

En cuanto a la calidad del aire, si bien la UME ha detectado picos de niveles tóxicos, esto se ha producido en determinadas zonas y no reviste peligro para las personas.

Las explosiones del nuevo volcán han lanzado cenizas y pequeños fragmentos de escoria volcánica que llegan a tener un centímetro de diámetro en el mirador de la Iglesia de Tajuya, situada a más de 3 kilómetros del cono eruptivo, en la zona de Cabeza de Vaca.

El volcán ha formado un delta lávico que ocupa una superficie superior a las 27,7 hectáreas, ha emitido en trece días 80 millones de metros cúbicos de material, el doble del que el Teneguía expulsó en 1971.

Cruz Roja en Canarias ha puesto en marcha el servicio de apoyo psicológico ‘Cruz Roja Te Escucha La Palma’ para atender las necesidades de atención psicológica o acompañamiento emocional de las personas que están afectadas por el volcán, por distintos motivos, como puede ser porque han sido desalojadas de sus hogares, han perdido sus viviendas, terrenos, cultivos y/o empleo, o tienen miedo e incertidumbre ante lo que pueda suceder, entre otras cosas.

Este servicio tiene tres niveles de atención según las necesidades de las personas atendidas. En el nivel 1 se ofrece atención psicosocial al malestar emocional, en el nivel 2 (más especializado) hay una derivación a una asistencia psicológica específica y más continuada (atendida por profesionales de la psicología), y en el nivel 3 hay una derivación a un acompañamiento emocional (atendido por voluntariado de acompañamiento formado).

Según explica el director provincial del Área de Salud de Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife, Ramón Rivero, «con este servicio ‘Cruz Roja Te Escucha La Palma’ tratamos de proporcionar una escucha activa con el objetivo de aliviar, dentro de lo posible, el malestar y el sufrimiento de las personas afectadas; además, en muchos casos, se lleva a cabo un seguimiento para saber cómo se encuentra la persona y cómo evoluciona su situación». (N.A)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR