X
PUBLICIDAD

Nueva polémica entre el campo y el Gobierno sobre el límite entre administrar e intervenir

El ministro de Agricultura habló de «administrar» los saldos exportables y los integrantes de la Mesa de Enlace salieron a cruzarlo. ¿Más tensión en puerta?

Las declaraciones del ministro Domínguez posteriores al anuncio de la ley de agroindustrias volvieron a tensar la relación con la Mesa de Enlace.
Actualizada: 02/10/2021 13:27
PUBLICIDAD

Una nueva polémica entre el Gobierno y el campo se desató luego de que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, consideró «bienes culturales» al trigo, el maíz y la carne, y se pronunció por  administrar con «inteligencia» los saldos exportables.

El presidente de CRA, Jorge Chemes, consideró «muy difícil que se pueda llevar adelante esto que dice el ministro sin generar intervenciones». Y alertó: «Administrar es intervencionismo. Si arrancamos así, vamos mal».

Dijo que «desde el campo no compartimos para nada estos enunciados que plantean».

Chemes pidió «generar seguridad y confianza en los anuncios para que, justamente, el sector crezca y produzca».

El dirigente ruralista reclamó que Domínguez sea «claro y preciso» en sus anuncios.

Por su parte, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Horacio Salaverri, dijo que administrar e intervenir «desincentiva y desalienta cualquier inversión ganadera con miras a la exportación».

Cargó, además, contra las «medidas electoralistas, de corto vuelo, que son inapropiadas».

En diálogo con la agencia NA, Salaverri se quejó de que el ministro de Agricultura «no deja claro lo que ha querido decir con que el trigo, el maíz y la carne son bienes culturales».

«Entendemos que, según su concepción, el Estado tendría que proteger o comercializar estos productos, lo cual no es viable para el sector de la producción», señaló.

Repercusiones negativas

Las declaraciones del ministro se dieron durante la presentación de un proyecto de ley para fomentar las nuevas inversiones en la agroindustria.

Domínguez acompañó al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner en el anuncio, y definió como «bienes culturales» al trigo, el maíz y la carne.

Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria, recordó: «Estamos tratando de salir del cepo a la carne y ahora se dice que son un bien cultural la producción de maíz, trigo y carne y administrar con inteligencia los saldos exportables. Es decir, quedarán ampliadas las producciones sujetas a controles».

Además, le pidió al Gobierno que «las fotos, las reuniones y los anuncios dejen de ser tales y se transformen en soluciones para los agricultores familiares».

Lamentó que «mientras en la Ciudad de Buenos Aires se sacan fotos, en Formosa se pudren las bananas porque no hay a quién vendérselas, en Cuyo no sabemos qué pasará con la producción que necesita envases de vidrio porque no hay, los lecheros no saben cómo continuarán trabajando a los valores que perciben sin financiamiento».

Advirtió que «pasa todo esto y la inflación los carcome cuando tienen que comprar como consumidores, o los choca de frente el problema del precio del dólar para hacerse de insumos».

Elbio Laucirica, presidente interino de Coninagro, también se refirió a los dichos de Domínguez.

Resaltó que, si bien «una de las funciones del Estado es controlar, reglamentar, administrar para evitar abusos de una u otra parte, el punto está en el límite entre administrar e intervenir». (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR