X
PUBLICIDAD

Argentina recuperaría su economía a niveles previos al Covid-19 recién en 2026

Se trata de un pronóstico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que ubica a nuestro país entre los que se recuperan más lentamente.

foto marcos verdullo
Para un informe internacional, el país podría recuperar sus niveles previos al Covid-19 en el 2026.
Actualizada: 03/10/2021 00:52
PUBLICIDAD

A través de un informe, la OCDE trazó una proyección entre los miembros del G20 en medio de una profunda crisis desatada por el coronavirus.

En el documento puntualizó que Argentina será el que más va a tardar en recuperar niveles de actividad económica previos a la pandemia: sería recién para el segundo semestre de 2026.

El organismo, que tiene como misión diseñar mejores políticas para las naciones, prevé para este año un crecimiento del 6,1 % en la economía nacional, aunque persisten factores que limitan la recuperación tras una caída del PBI del 9,9 % en 2020.

El dato más actualizado es de mediados de agosto. La economía local aún se encontraba un 2,8% por debajo de los niveles de actividad que tenía antes de la irrupción del Covid-19.

La comparación estima el crecimiento del PBI de los integrantes de este grupo de países y cuánto tiempo se demorarán a alcanzar un PBI per cápita igual al que mostraba antes de la pandemia.

Así pronosticó una expansión del 1,8 % en 2022. En caso de concretarse, Argentina seguiría por debajo de la línea mencionada.

China, Turquía, Corea del Sur, Rusia y los Estados Unidos ya recuperaron lo perdido. En tanto que Japón, Alemania, India e Indonesia lo harán este año. Por su parte, Brasil volverá a niveles de actividad pre-crisis en 2022, mientras que México en 2023.

La OCDE señaló diferentes claves para comprender el difícil escenario en Argentina. Uno de ellos es la vacunación que “avanza lentamente”, el otro que la inflación, que ronda el 50% anual, permanecerá en niveles altos, “a pesar de la débil demanda interna y los estrictos controles de precios”.

También ponderó que a la hora de estudiar el mercado laboral existen problemas que afectan los ingresos de los hogares, frenando el consumo privado, que cayó un 13,1 % en 2020.

Añadió que, aunque habrá una lenta recuperación del empleo, “la alta informalidad laboral seguirá siendo un factor de preocupación”.

De la misma forma, la OCDE espera que el gasto relacionado con la pandemia sea retirado “gradualmente”. Seguidamente indicó que los ingresos más sólidos, en parte relacionados con los altos precios de las materias primas exportadas, “colaboraron para mejorar ligeramente los resultados fiscales”.

“Esto reducirá la necesidad para la financiación monetaria a corto plazo. Trazar un camino a mediano plazo hacia la sostenibilidad fiscal ayudaría para apuntalar la confianza y reforzar la inversión”, subrayaron.

Con este contexto detallaron que la situación podría cambiar en el caso de que desde el Gobierno otorgue un cambio en sus políticas de desequilibrios macroeconómicos y de una devaluación repentina del peso argentino, a la vez que la campaña de inmunización toma otro ritmo más acelerado.

Para el organismo, también un tipo de cambio más competitivo en Argentina podría impulsar aún más las exportaciones del país.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR