X
PUBLICIDAD

MUERTE EN UNA COMISARÍA

Florencia Magalí Morales: un año y medio sin justicia y un Gobierno en silencio

Si bien, peritos descartaron la hipótesis del suicidio, la causa permanece caratulada como “averiguación muerte” y sin detenidos. Una sola vez el gobernador Alberto Rodríguez Saá hizo referencia al caso, calificó el hecho como “dramático, tremendo”, y afirmó que no estuvo vinculado a la pandemia ni a las medidas vigentes.

Florencia Morales murió el 5 de abril de 2020.

por Antonella Camargo

elchorrillero.com

Actualizada: 04/10/2021 22:21

Este martes se cumple un año y medio de ese trágico domingo en el que Florencia Morales salió de su vivienda, y nunca regresó. Había ido a comprar alimentos para sus dos hijos y la nieta de tres años, pero terminó detenida en la Comisaría de Santa Rosa del Conlara. El fundamento de la aprehensión fue que estaba violando el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El 5 de abril por la noche, la familia (en Mendoza) recibió la trágica noticia de que debía ir a buscarla a la Morgue Judicial porque había tomado la determinación de quitarse la vida. Así comenzó una pesadilla para ellos que parece no tener fin.

Desde un primer momento, descartaron la versión oficial y afirmaron que “Maga” era incapaz de suicidarse. Con el correr del tiempo, surgieron diversas contradicciones en la información de la Policía, falencias en la investigación a cargo de Jorge Pinto, demoras y numerosos interrogantes.

Morales tenía 39 años.

Se llevaron adelante movilizaciones en Santa Rosa y en diferentes puntos de la provincia. Hubo un pedido del defensor de Pobres y Ausentes, José Francisco Pérez para archivar la causa y de la familia para que cambie la carátula a femicidio. 18 meses después aún siguen reclamando Justicia.

El caso traspasó las barreras nacionales y hasta hubo un pronunciamiento de la ONU. La secretaría de Derechos Humanos de la Nación interviene como querellante. Pero el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá se mantiene a un costado. Sólo una vez el gobernador habló sobre el caso y fue luego de una pregunta en una conferencia de prensa.

“Ninguna de las muertes en las comisarías estuvo vinculada a la pandemia ni a las medidas tomadas (…) La chica de Santa Rosa, dramático, tremendo”, se limitó a contestar en ese momento.

Este martes, habrá una manifestación en la localidad para volver a pedir celeridad en la causa y la condena de los responsables.

– 5 de abril de 2020

El parte de Relaciones Policiales detalló que fue hallada en el calabozo y tenía “asido a su cuello un cordón (posiblemente de la capucha del buzo que vestía) atado en el otro extremo a la bisagra superior de la puerta enteriza de madera de la celda. Los policías al verla intentan reanimarla mientras buscan ayuda en el nosocomio local”.

Sobre la detención, precisaron que “al ser notificada de que iba a quedar detenida porque no le correspondía circular en la vía pública, intenta darse a la fuga forcejeando con dos policías (un masculino y un femenino) rasguñando en la mano a un tercero, por lo que queda detenida por `av. incumplimiento a las medidas del Decreto 260/20 – artículo 205 del Código Penal` y por `av. resistencia a la autoridad – lesiones` quedando a disposición del juzgado Multifuero”.

A raíz del hecho, la jefatura de Policía inició actuaciones administrativas a todo el personal de guardia de la seccional para “atribuir o deslindar la responsabilidad en el hecho”.

– 8 de abril

La Asamblea Permanente de los Derechos Humanos exigió respuestas al Gobierno provincial por la muerte de Morales. Reclamó “la inmediata investigación y determinación de responsables”.

Hubo manifestaciones para pedir el esclarecimiento del caso.

– 12 de abril

La Justicia ordenó el secuestro de filmaciones de cámaras de seguridad públicas y de locales próximos a la dependencia policial, a fin de determinar el horario en el que la mujer ingresó a ese lugar y si lo hizo por propia voluntad.

– 30 abril

La ampliación de la autopsia a cargo de Gustavo Lafourcade Durán reveló que presentaba contusiones en los brazos y escoriaciones debajo de las rodillas, y “lesiones compatibles con autodefensa”. La médica que la revisó antes de la detención aseguró que no presentaba heridas y se encontraba “exaltada con la Policía”. Aclaró que “fueron producidas en vida y no pudieron provocar la muerte”.

– 1 de mayo

El juez Jorge Pinto dispuso que la familia debía hacerse cargo de los gastos para hacer una reautopsia, a cargo de forenses de las tres circunscripciones.

– 2 de junio

La entonces ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic mantuvo un contacto con Rodríguez Saá, quien le comunicó las medidas adoptadas con policías de Santa Rosa del Conlara y que la Justicia ya había iniciado una causa a raíz de la muerte de Florencia.

– 3 de junio

La ONU Argentina consideró la muerte como uno de los femicidios en el país. “Ver todos los nombres de las víctimas de femicidios, travesticidios y transfemicidios impresiona, duele”, reflexionó la organización en el día que se recordó la primera marcha #NiUnaMenos.

 

– 4 de junio

El senador Nacional, Claudio Poggi junto a otros 14 legisladores pidió que el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla dé explicaciones al Senado por los abusos policiales en San Luis.

– 11 de junio

El gobernador dijo que “ninguna de las muertes en las comisarías estuvo vinculada a la pandemia ni a las medidas tomadas”. “La chica de Santa Rosa, dramático, tremendo, ella fue a la Comisaría y ahí pasó lo que pasó. No tenía que ver la pandemia”, añadió en conferencia de prensa.

– 29 de junio

La jefa de Gabinete Natalia Zabala Chacur aseguró que la secretaría de la Mujer “mantiene contacto y plena disposición” con la hermana de la víctima, Celeste Morales y que pusieron a “disposición el cuerpo de psicólogos y se ofreció asesoría legal”.

Ante esto, Celeste explicó que el organismo provincial se comunicó con ella el 4 de junio (casi dos meses después del hecho) y propusieron asistencia a los pequeños por medio de videollamadas. Explicó que no se concretó porque la modalidad es “fría” para los niños.

– 10 de agosto

Las cámaras mostraron que Florencia Morales ingresó de forma voluntaria a la comisaría: “Se pudo apreciar que ella entra espontáneamente a la comisaría. Esto contradice la versión de que se trasladaba en contramano violando la cuarentena. No la detienen en la vía pública”.

– 11 de agosto

Se hizo la re-necropsia, y peritos judiciales se reunieron para coordinar el procedimiento de la autopsia psicológica. También hubo una audiencia de reproducción de contenidos digitales extraídos de los celulares de los policías que intervinieron en la detención de Morales.

– 21 de agosto

La médica perito, Vanina Elizondo habló de la segunda autopsia sobre la mujer que fue hallada sin vida en una dependencia policial de Santa Rosa del Conlara, en plena cuarentena. Expuso que el cuerpo presentaba más de 10 moretones y advirtió errores en la primera necropsia. Reveló que faltaban dos músculos y una arteria del cuello. Calificó el informe como “incompleto y tal vez hasta confuso”.

– 18 de diciembre

Se concretó una inspección ocular en la Comisaría 25º. La medida había sido requerida meses atrás por los abogados de la familia, Santiago Calderón Salomón y Federico Putelli. Calificó como “muy positiva” y puntualizó que el 95% de la pericia se centró en el calabozo donde hallaron sin vida a la mujer.

La familia vino a San Luis desde Mendoza para pedir justicia.

– 10 de marzo de 2021

Un forense de La Pampa, Juan Carlos Toulouse no pudo determinar si Florencia Morales murió por estrangulamiento o ahorcamiento- Sostuvo que no se pudo establecer las causales del deceso por el avanzado estado de putrefacción y mal estado de conservación de las muestras.

– 21 de marzo

El defensor de Pobres y Ausentes, José Francisco Pérez que defiende a los policías pidió archivar la causa por la “inexistencia de pruebas y motivos que profundicen la investigación”.

– 30 de marzo

La secretaría de Derechos Humanos del Gobierno nacional pidió ser querellante en la causa. Hizo la presentación ante Pinto. “Es necesario que se conozca qué fue lo que pasó y quiénes son responsables”, expuso el director de Políticas contra la Violencia Institucional, Mariano Przybylski.

– 20 de abril

El fiscal de la causa, Roberto Silvestre, solicitó que llamen a indagatoria a cinco policías que estuvieron el 5 de abril del 2020 en la Comisaría 25°: María Eugenia Arguello, Johana Torres, Marcos Ontiveros, Heraldo Clavero y Gabriel Tarano.

La celda donde fue hallada sin vida.

– 27 de abril

La secretaría de Derechos Humanos de la Nación pidió indagar a los policías por privación ilegítima, abuso de autoridad y apremios. Entre los argumentos, mencionaron que Morales fue “ilegalmente detenida, incomunicada, golpeada en sede policial (no presentaba golpes antes de su ingreso) y luego apareció muerta en un calabozo con un cordón que –según consta- no tenía en su poder”.

“Resulta fundamental el juicio y castigo por las violaciones a los derechos humanos que provocan ciertos efectivos utilizando el poder que les otorga el propio Estado”, fundamentaron.

– 31 de mayo

Se concretaron las indagatorias.

– 28 de septiembre

El abogado Calderón Salomón, reveló que “a raíz de las pruebas de ciencias criminalísticas y la conclusiones de los peritos de parte, se confirmó técnicamente que es inviable la posibilidad de un suicidio y que desde el punto vista técnico, la hipótesis más práctica tiene que ver con un homicidio”. Advirtió que ahora queda saber quiénes participaron en el hecho y solicitaron que la causa tenga perspectiva de género.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR