X
PUBLICIDAD

CORRUPCIÓN K

Habló la empleada que el presidente de Diputados le quitó la mitad del sueldo: “Vengo a trabajar con mucho miedo”

La trabajadora denunció al presidente de la Cámara Baja porque la obligaba a entregarle $30 mil pesos por mes a la hija.

foto marcos verdullo
Margarita Ruiz.
Actualizada: 06/10/2021 22:36
PUBLICIDAD

Margarita Ruiz, empleada de la Cámara de Diputados provincial habló con la prensa luego del escándalo en el que quedó envuelto el legislador kirchnerista, Juan Carlos Eduardo.

“Vengo con mucho miedo a trabajar”. Esa fue una de las definiciones que dio este miércoles en la previa de una nueva sesión.

Desde el 20 de julio del 2020 Ruiz es la encargada de la comunicación del cuerpo pero, a la hora de ser contratada le impusieron un requisito inadmisible: destinar la mitad del sueldo a la hija de Eduardo, María del Carmen Eduardo.

Luego de más de un año en esta condición, dijo basta. Es así que el 26 de septiembre radicó una denuncia penal en la Justicia.

En sus declaraciones a los medios, relató cómo fueron impuestas estas condiciones y que, si no la cumplía, no iba a desempeñarse en ningún área.

“Con mucho miedo decidí hacer la presentación judicial porque no es fácil tomar una medida de este estilo. Hoy continúo con miedo porque no sé lo que va a pasar. Me cansé de callarme”, dijo en declaraciones al portal Reporte San Luis.

Durante la semana se filtró un audio en el que demostraba cómo Eduardo admitió que le quitaba el sueldo. “Por qué no me dijiste antes”, manifestó en un tono recriminatorio a la trabajadora y agregó que formaba parte del “trato”. Al ser abordado por los periodistas este mediodía el dirigente rodriguezaísta evitó hablar del tema y se limitó a decir: “Esto me ha dañado totalmente y no existe. Hemos hecho las cosas bien”.

Apretado por la denuncia y rodeado por el escándalo, Eduardo le devolvió gran parte del dinero a Ruiz, que retiró la denuncia.

“No la desconozco (la denuncia), si el fiscal la quiere seguir que la siga, no me voy a interponer porque yo la radiqué. Que se tome el curso, que se investigue y se tenga que llegar a donde sea, yo no me callo más”, agregó.

Este mediodía el legislador evitó hablar del tema y dijo que es “una cuestión que me ha dañado totalmente, que no existe porque siempre hemos hecho las cosas bien».

Ruiz también señaló que fue apretada por otros funcionarios parlamentarios como la secretaria Administrativa.

“Lo tomo como una amenaza, diciendo que debía pensar ‘por lo mal que hice’, que ‘no iba a conseguir trabajo dentro del Gobierno’, que ‘no me iban a recomendar a nadie’. Yo soy profesional y nadie me debe nada”, aseveró la trabajadora.

Y señaló que la difícil situación de la pandemia y familiar la llevaron a aceptar las condiciones: “Es feo lo que pasé, es horrible, porque lo hice con miedo y sigo sintiendo miedo. Si me van a juzgar por aceptar el trato no me interesa, en ese momento lo tenía a mi papá postrado en una cama, estábamos en plena pandemia ¿Quién no la pasó mal?”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR