X

SAN LUIS

Empleados de Garbarino preocupados porque no encuentran una solución

La cadena, además de deber los sueldos y el aguinaldo, no hace los pagos a la obra social y de los aportes jubilatorios.

El local se encuentra en la esquina de Rivadavia y Belgrano.

por Pamela Camargo

elchorrillero.com

Actualizada: 11/10/2021 11:08

Lejos de mejorar, la situación de Garbarino, una de las grandes cadenas de electrodomésticos del país, es cada vez más incierta. El conflicto abarca también a la sucursal de  la ciudad de San Luis y los trabajadores expusieron la grave situación que están atravesando ya que desde hace seis meses que no perciben sus salarios.

«Actualmente tenemos 15 empleados en la sucursal de San Luis y todos estamos en la misma situación. Somos personas que estamos a cargo de hogares, sin recibir nuestros sueldos correspondientes», expuso Eugenio Jofré el delegado de los empleados de la compañía en diálogo con El Chorrillero.

En mayo dejaron de pagarles los haberes: «Tampoco nos abonaron el aguinaldo, no se están haciendo los aportes jubilatorios, ni los de la obra social y en abril quedó un faltante».

El único sustento que percibieron durante este lapso de tiempo fue $22 mil del Programa de Recuperación Productiva (REPRO). También por medio de la Cámara de Comercio de San Luis lograron que les dieran un bono de $6 mil en julio y agosto.

«Nos hemos reunido con el sindicato el cual ha tenido audiencias en Relaciones Laborales, pero hasta el momento no hay fecha cierta de una solución», explicó Jofré.

En cuanto al diálogo que han tenido con la empresa manifestó que le pidieron que «sigan aguantando».

«Teniendo en cuenta que por parte de los dueños no está siendo alentador el panorama decidimos visibilizar el reclamo. Pretendemos la asistencia del Gobierno provincial o municipal para que de alguna manera busquemos una solución para destrabar el conflicto», solicitó.

En este sentido, insistió: «Somos 15 familias que subsistimos con $22 mil, tenemos una inflación del casi 50 por ciento y vivir con ese monto es casi imposible».

Tuvo en cuenta que por el conflicto se encuentran atendiendo de lunes a viernes desde las 9 hasta las 13. La modalidad de pago es solo por medios electrónicos y no hay financiación: «El horario lo hemos dispuesto por la cartera de clientes que tiene la firma, para asesorarlos, porque prácticamente el sistema no está funcionando al cien por cien».

El panorama a nivel nacional

Hace aproximadamente un año el empresario Carlos Rosales, dueño del grupo asegurador Prof, actual dirigente de San Lorenzo y ex funcionario bonaerense durante la gobernación de Daniel Scioli, adquirió la empresa de la tradicional familia que le dio nombre a la compañía.

Durante ese tiempo Rosales no pudo remontar el negocio y sostuvo que se debía a una deuda extendida y el impacto de la pandemia en cuanto a la reducción de compras de electrodomésticos. Además hubo constantes cierres de locales en el país.

Según la Central de Deudores del Banco Central, Garbarino ya tiene 3681 cheques rechazados por $5409 millones.

En agosto del corriente año se reunió con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para obtener fondos que le permitan reabrir sus locales y poner en marcha una operación prácticamente paralizada.

Mientras tanto, se continúa buscando un socio. Sobre todo, luego de que a principios de julio se cayera la venta a quien parecía ser un interesado firme: Facundo Prado, quien es presidente de Supercanal Arlink y CEO de la empresa Centrocard.

El futuro de la compañía continúa siendo incierto.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR