X
PUBLICIDAD

Comienza en China la crucial cita mundial de biodiversidad

Una conferencia de la ONU encargada de la protección de la biodiversidad comienza este lunes en China con la misión de combatir la polución y evitar la extinción masiva de especies, semanas antes de la cita climática COP26.

Alrededor de un millón de especies de animales y plantas enfrentan peligro de extinción en el planeta.
Actualizada: 11/10/2021 11:04
PUBLICIDAD

China, el mayor contaminador mundial, buscó posicionarse en los últimos años como líder mundial en asuntos ambientales luego de que Washington se retiró de sus compromisos climáticos durante el gobierno de Donald Trump (2017-2021).

La sesión en línea, que arranca en horas de la tarde del lunes, es un anticipo de la reunión presencial de abril entre las partes de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CBD), y abordará los detalles de un nuevo documento con metas para la protección de ecosistemas para 2030.

En debate está el plan «30/30» que busca otorgar estatus de protección a 30% de las tierras y océanos para 2030, una medida apoyada por una amplia coalición de países, así como la meta de eliminar los desechos plásticos.

China aun no se ha comprometido con el plan 30/30.

La cita COP15 de biodiversidad, en la ciudad sureña china de Kunming, estaba programada originalmente para 2020 pero se aplazó por la pandemia del coronavirus.

Alrededor de un millón de especies de animales y plantas están amenazados de extinción ante la invasión humana de sus hábitats, la sobreexplotación, la contaminación, la propagación de especies invasivas y el cambio climático.

La CBD ha sido ratificada por 195 países y la Unión Europea (UE), aunque no por Estados Unidos, el mayor contaminador histórico del mundo, y sus partes se reúnen cada dos años.

China dijo el viernes que había «dado alta prioridad a la protección de la biodiversidad y el establecimiento de una red de áreas protegidas y parques nacionales».

Además, Pekín tiene previsto presentar esta semana la llamada Declaración de Kunming, que marcaría las líneas de su liderazgo ambiental.

Sin embargo, persisten divisiones sobre las metas de acción urgente en las próximas décadas.

Francia y Costa Rica integran una coalición de apoyo a la iniciativa de declarar 30% de los océanos y tierras como áreas protegidas antes de 2030.

Por el contrario, Brasil y Sudáfrica se oponen al llamado de los científicos por acciones más ambiciosas en la protección de la diversidad biológica.

Asimismo, el financiamiento ha sido fuente de tensión, en momentos en que países en desarrollo urgen a las naciones ricas pagar por su transición ecológica.

Las discusiones sobre biodiversidad en la COP15 son separadas de la COP26, de perfil más alto, que comenzará en noviembre en Glasgow, Escocia, donde los líderes mundiales deberán enfrentar la crisis climática. (AFP)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR