X

El Gobierno evitó una condena de las elecciones en Nicaragua con opositores preso

A través de la Cancillería, llamó a “acompañar al pueblo nicaragüense para que cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática”.

Actualizada: 09/11/2021 16:34
PUBLICIDAD

El Gobierno subrayó que mantendrá la «tradición diplomática de no injerencia» en la política interna de Nicaragua, aunque planteó su «preocupación ante la detención de dirigentes opositores».

«La República Argentina ratifica su histórico compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y apoya con firmeza el trabajo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, respecto de la situación en Nicaragua», sostuvo la Cancillería.

A través de un hilo de Twitter, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto oficializó su postura ante las cuestionadas elecciones que se realizaron el pasado domingo en el país caribeño y que fueron repudiadas por varias naciones del mundo.

«Reiteramos nuestra preocupación ante la detención de dirigentes opositores, así como la necesidad de que el Gobierno nicaragüense vele por el respeto de los derechos humanos de toda la población», manifestó la cartera diplomática. Y agregó: «A horas de haber finalizado el acto eleccionario, mantenemos nuestra tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas en otras naciones».

El Ministerio conducido por Santiago Cafiero indicó que la Argentina entiende que «la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones». «Debemos acompañar al pueblo de Nicaragua para que cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática», concluyó el comunicado difundido en redes sociales.

Al respecto, la alianza opositora Juntos por el Cambio rechazó «categóricamente el resultado de las elecciones realizadas este domingo en Nicaragua» e instó al Gobierno «a sumarse a la comunidad internacional en su repudio».

Mediante un comunicado, el espacio integrado por la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-ARI cuestionó el proceso electoral en el país caribeño y afirmó que «se trató de una parodia ilegítima y antidemocrática, sin condiciones ni garantías mínimas para ser consideradas elecciones transparentes, creíbles, independientes, libres, justas e inclusivas». (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR