X

Condenaron a Fabián Tablado, el femicida de las 113 puñaladas, por violar dos perimetrales

El juez Correccional 6 de San Isidro, Hernán Sergio Archelli, dio a conocer el veredicto condenatorio y se espera que el próximo viernes dicte el monto de la pena.

Tablado asesinó a su novia Carolina Aló de 113 puñaladas en 1996.
Actualizada: 09/11/2021 20:17
PUBLICIDAD

Fabián Tablado, quien asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en 1996, fue condenado nuevamente hoy por la Justicia de San Isidro por violar las restricciones perimetrales de sus hijas mellizas y la de Edgardo Aló, padre de la víctima del femicidio.

El juez Correccional 6 de San Isidro, Hernán Sergio Archelli, dio a conocer este martes el veredicto condenatorio y se espera que el próximo viernes dicte el monto de la pena. Con esta nueva sentencia, Tablado, de 45 años, sumó su tercera condena por violar en 2020 las dos restricciones perimetrales que habían sido dictadas por la Justicia.

En 1998 había sido condenado por el homicidio de su novia, y en 2013 por amenazas a su ex mujer Roxana Villarejo, con quien se casó en la cárcel y tuvo hijas mellizas.

Tablado había llegado a este nuevo juicio acusado por el delito de «desobediencia reiterada» (en dos hechos) y está preso desde el 16 de diciembre del año pasado. Unos meses antes, el 28 de febrero de 2020, había recuperado su libertad tras cumplir su condena de 24 años por el asesinato de Carolina Aló.

Este martes, Edgardo Aló, el padre de Carolina, concurrió a la fiscalía de General Pacheco, para conectarse al juicio, y ante la prensa dijo que esperaba una condena ejemplar. Y sostuvo: «Asesinos como Fabián Tablado realmente no tendrían que estar en libertad».

Según pudo probar la Justicia, «el día 19 de octubre del 2020 entre las 15:20 y las 17:00 aproximadamente» Tablado iba caminando junto a sus hijas mellizas «por el puente Sacriste, ubicado en Av. Libertador San Martín y cruzó la calle Lavalle del partido de Tigre» y allí fue que se pudo probar que violó las dos perimetrales.

Una la que tenía por sus hijas mellizas, y la otra porque el trabajo de Aló quedaba a unos 150 metros de donde pasó el acusado caminando.

Tablado quedó registrado en las cámaras de seguridad del municipio de Tigre en el momento en el que iba caminando junto a sus hijas, con barbijo, lentes oscuros, bermuda y una remera azul.(NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR