X

Un organismo señala que el Hospital de Salud Mental “posee un sector muy reducido para internaciones”

Esto se desprende de un informe del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) luego de una inspección que realizó en la provincia en febrero de este año. En total tiene una capacidad de 11 camas para pacientes “agudos”. El estudio fue enviado a la Cámara de Diputados para su análisis.

Foto: Comité Nacional para la Prevención de la Tortura
Hospital Escuela de Salud Mental y Adicciones de San Luis.

por Nestor Miranda

elchorrillero.com

Actualizada: 17/11/2021 13:45

La visita del organismo nacional se desarrolló entre el 22 y 24 de febrero de este año y contó con la presencia de los comisionados Diego Lavado (jefe de la delegación) y Rocío Alconada Alfonsín.

En el informe, el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) menciona San Luis fue “pionera” en políticas de desinstitucionalización y salud mental comunitaria y se desarrolló una política de reformulación del Hospital Psiquiátrico para convertirlo en un establecimiento de “agudos”.

“Esto obligó a reformular el esquema preexistente y se puso en marcha un plan de reinserción social planificado y progresivo que derivó en que la mayoría de las personas usuarias de los servicios regresaran con sus familias o, en menor medida, con sustitutas. Eso generó un trabajo de sensibilización en la comunidad en general dadas las resistencias que ocasionó inicialmente la propuesta, que se consolidó a partir del apoyo del Poder Ejecutivo en 1996 y que finalmente se vio plasmada en la Ley Nº I-0536 del año 2006”, señala el documento.

En ese sentido, la investigación destaca que el actual Hospital Escuela de Salud Mental y Adicciones de San Luis posee un sector muy “reducido” para internaciones, limitadas a casos agudos que no suelen prolongarse por más de 15 días. Para aquellos que requieren un periodo más largo de estadía “recurren a derivaciones interjurisdiccionales”.

Es por eso que se solicitó información sobre la cantidad de personas que permanecen en otras provincias y el modo en que son monitoreadas y controladas.

Actualmente, existen 33 pacientes alojados mayoritariamente en Buenos Aires (28), tres en la asociación de San Luis “Comunidad Terapéutica Levántate y Anda” y dos en La Rioja.

El CNPT es un organismo de monitoreo, control y seguimiento de los lugares donde se encuentran personas en situaciones de encierro y actúa como órgano rector articulando y coordinando el Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. También recomienda acciones y políticas para que los Gobiernos implementen y prevengan este tipo de situaciones.

Hospital Escuela de Salud Mental y Adicciones de San Luis. (Foto: Comité Nacional para la Prevención de la Tortura)

Otros de los puntos que plantea el CNPT es la “inexistencia” de centros de responsabilidad penal juvenil, instituciones de salud mental, comunidades terapéuticas y geriátricos de carácter público en la provincia. Sobre estos últimos, existen residencias y hogares para jubilados, pero son privados.

Junto con Lavado y Alconada Alfonsín, también participaron integrantes el equipo técnico interdisciplinario compuesto por Silvina Irrazábal, Rosario Gauna Alsina, Bruno Pandolfo, Mercedes Duberti, Macarena González Alderete, Ornela Calcagno, Laura Escobar, y los asesores Malena Romero Rau y Juan Cardozo.

El estudio ingresó semanas atrás a la Cámara de Diputados para el conocimiento de los legisladores.

Conclusiones del recorrido en el Hospital Escuela

Una delegación a cargo de la comisionada Alconada Alfonsín visitó el centro ubicado en Riobamba y Ruta nacional Nº 147 de la capital puntana. Recorrieron las instalaciones, entrevistaron al personal y a algunas de las personas que visitaban familiares.

De esto se desprende que el establecimiento cuenta con tres salas de internación, una para hombres y otra para mujeres con cinco camas cada una y una sala individual con una cama. En total tiene una capacidad de 11 y el promedio de estadía ronda los cinco días.

El CNPT explicó que, con la implementación de la Ley de Familias Solidarias, aquellos allegados que no puedan hacerse cargo de quien atraviesa un padecimiento mental, se toma la determinación de derivarlo a una sustituta a quien, a su vez, el Gobierno le otorga una contraprestación económica por ese servicio.

Sin embargo, el organismo aclaró que no visitó estos hogares y no conoce en qué estado se encuentran las personas que albergan. Se requirió información a la Dirección de Salud Mental dependiente de la cartera sanitaria, pero hasta la publicación de este estudio, todavía no remitían esos datos.

El equipo que se desempeña en la institución está integrado por 126 profesionales y administrativos, entre los que se destacan un médico psiquiatra y clínico, psicólogos, acompañantes terapéuticos, fonoaudiólogos, técnicos en adicciones, agentes sanitarios, musicoterapeutas, terapistas ocupacionales, trabajadores sociales, nutricionistas, farmacéuticos, enfermeros y kinesiólogos.

El hospital funciona de 7 a 19 en dos turnos. Asimismo, cuenta con una guardia permanente de enfermería y médicos, y psicología de 12 horas activas.

Entre los servicios que se brindan están la admisión, consultorio externo de psiquiatría y psicología, guardia 24 horas, internación en procesos agudos, visitas domiciliarias, acompañamiento familiar y espacios grupales para tratar distintas patologías o enfermedades.

Además, se realizan un promedio de 20 internaciones anuales en otras jurisdicciones, debido a que la Provincia no cuenta con este servicio a excepción de la asociación “Comunidad Terapéutica Levántate y Anda”.

“Por lo general, las derivaciones se vinculan a padecimientos asociados a consumos problemáticos, una vez agotada la instancia del tratamiento ambulatorio. «Las autoridades, el equipo de adicciones realiza un seguimiento y sostiene instancias de acompañamiento a los familiares”, señala el informe.

Las autoridades de la institución indicaron que no cuentan con protocolos para sujeciones y en la inspección ocular, el equipo no encontró elementos para ese tipo de mecanismo. “Sobre ello, es importante señalar que no es una práctica que se encuentra prohibida, sino que durante su aplicación deberían seguirse ciertos lineamientos”, indicó.

Además, en el centro “no se registraron fallecimientos, dado que las internaciones suelen durar pocos días y no han tenido que intervenir en situaciones de este tipo”.

Por último, detallaron que San Luis “cuenta con servicios de salud mental en tres hospitales generales, como así también en la Maternidad Teresita Baigorria y el Centro Oncológico Integral”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR