X

El gobierno porteño dijo que serán “inflexibles con los policías que actúen fuera de la ley”

Ante el asesinato Lucas González por parte de efectivos de la Policía de la Ciudad, el ministro de Justicia y Seguridad del Gobierno porteño señaló que se ofició de hecho para que se realice “el sumario administrativo correspondiente a los efectos de deslindar las responsabilidades y el desarme de los efectivos”, además del “pase a disponibilidad”.

Actualizada: 18/11/2021 22:36
PUBLICIDAD

El ministro de Justicia y Seguridad del Gobierno porteño, Marcelo D’Alessandro, aseguró hoy que desde su cartera serán «inflexibles ante los policías que actúen fuera de la ley, luego del asesinato del joven futbolista de Barracas Central Lucas González, baleado por efectivos de la Policía de la Ciudad.

«Como lo hicimos siempre nos van a encontrar apoyando al policía que realiza las cosas bien y que es la gran mayoría pero de la misma manera seremos inflexibles ante los policías que actúen fuera de la ley. Así es como nos van a encontrar», expresó durante una conferencia de prensa en la sede ministerial.

El funcionario del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta anunció que apenas se tomó conocimiento del caso, se «ofició de hecho para ordenar a la Oficina de Transparencia y Control Externo de la Policía de la Ciudad para que realice el sumario administrativo correspondiente a los efectos de deslindar las responsabilidades y el desarme de los efectivos».

«Los separamos de función operativa y (se dispuso) el pase a disponibilidad», detalló, y aclaró que las pericias y recolección de las pruebas, a los efectos de transparentar el procedimiento, la llevará adelante la Policía Federal Argentina, que brindará los elementos al Juzgado de Menores número 4 que tiene a cargo la investigación.

El ministro aclaró que «el episodio fue comunicado» a las autoridades de su cartera «de forma inmediata» por parte de la fuerza policial, e indicó que eso puede verificarse en las modulaciones que fueron puestas a disposición de la Justicia.

Al comienzo de su mensaje, D’Alessandro transmitió su «más profundo pésame a los papás, familiares y amigos de Lucas ante este hecho irreparable como es la perdida de una vida».

Comentó que un psicólogo de su ministerio un psicólogo del ministerio se acercó a hablar con Cintia López, la madre del joven asesinado, pero ella prefirió no entablar diálogo debido a la situación de profundo dolor que estaba atravesando.

«En el parte que tengo, nunca se habló de un enfrentamiento», aclaró ante una consulta de la prensa, y resaltó que «para que un policía tenga que disparar primero se tiene que identificar, dar a conocer, tiene que demostrar que está en riesgo su vida y la de terceros».

Esta misma versión fue luego ratificada por el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, quien tomó la palabra a continuación del ministro en la conferencia de prensa.

«Nosotros tenemos una convicción de que acá hay una mala actuación del personal policial. No recibieron fuego aparentemente por las modulaciones que pudimos escuchar. Para nosotros es un hecho grave. Estamos a disposición de la Justicia», indicó.

«Somos los más interesados de que (el hecho) se esclarezca porque hay miles de policías que se juegan la vida todos los días saliendo a la calle . Esto nos hace un daño terrible a la imagen (de la Policía de la Ciudad)», agregó.

Berard insistió en que quiere «saber qué pasó», pero aclaró que la Policía de la Ciudad no va a «inmiscuirse en la investigación que está haciendo otra fuerza», en referencia a la Policía Federal. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR