X

Velan en Varela al futbolista juvenil baleado por policías en Barracas

Dolor y consternación en la despedida de Lucas González. Su madre se descompensó y tuvo que recibir asistencia médica.

Lucas González: El funeral se extenderá hasta mañana a la mañana.
Actualizada: 20/11/2021 20:10
PUBLICIDAD

Lucas González, el adolescente de 17 años que jugaba al fútbol en Barracas Central y murió baleado por policías en medio de un episodio con ribetes confusos, comenzó a ser velado esta tarde en una casa mortuoria de la localidad bonaerense de Florencio Varela, en un contexto desgarrador y de mucho dolor.

Decenas de personas, entre las que abundaban jóvenes, se congregaron en la Cochería Colonial, situada en Ruta 36 al 1200, adonde el cuerpo del chico baleado en el barrio porteño de Barracas fue llevado cerca de las 18:00.

La madre de Lucas, sufrió un episodio de baja presión y ataque de nervios por lo cuál tuvo que ser asistida por médicos. Antes de jugar en Barracas Central, Lucas se había desempeñado en Defensa Justicia, por lo que en las afueras de la casa velatoria se encontraban futbolistas juveniles de ambos clubes, además de pari

El velatorio se iba a desarrollar hasta la medianoche, para reanudarse en forma más íntima por la mañana del domingo, mientras que está previsto que cerca de las 11:00 parta el cortejo que llevará los restos del menor parta hacia un cementerio privado de la zona de Hudson, en el partido de Berazategui, donde serán inhumados.

La detención de los tres policías involucrados en el hecho dio algo de alivio a tanto dolor. «Dentro de lo mal que estamos, algo de alivio nos trajo esto., Estamos un poco mejor», explicó un tío de Lucas, quien fue contundente: «Quedó claro que no somos delincuentes, somos trabajadores y a Lucas lo mataron».

El hombre aseguró que una vez que se termine la despedida de Lucas, toda la familia se va a abocar «a lo judicial». «Vamos a pedir justicia por Lucas y por todos los Lucas que no aparecen en los medios. Los asesinos son dos, pero a los que los acompañaron tiene que también caerle todo el peso de la ley», expresó el hombre.

Este lunes fue convocada una marcha para pedir justicia por el futbolista juvenil baleado frente al Palacio de Tribunales porteño.

Los tres oficiales de la Policía de la Ciudad que estuvieron involucrados en el hecho, ocurrido en Alvarado y Pedriel, en la zona de Barracas, fueron separados de su cargo y detenidos ante la denuncia de la familia de la víctima y su abogado, Gregorio Dalbón.

Lucas murió en horas de la tarde del jueves último en el Hospital El Cruce, horas después de que se le informara a la familia que ya tenía muerte cerebral.

En una conferencia de prensa en conjunto entre el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, y Dalbón, ambos coincidieron en que no es un caso de gatillo fácil ya que los amigos que acompañaban al chico asesinado no eran delincuentes.

Dalbón, al finalizar la conferencia, ratificó el respaldo de la familia González hacia el ministro porteño y estrechó su mano, agradeciendo la invitación a la conferencia. (NA)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR