X

ELECCIONES EN VENEZUELA

El chavismo consolida su poder en unas elecciones marcadas por la abstención

El chavismo consiguió afianzar su dominio nacional luego de conquistar Caracas y otros 20 de 23 estados a lo largo del territorio. En unos comicios caracterizados por una baja concurrencia, que no llegó a la mitad del padrón, la fragmentada oposición recibió un duro revés. “La conclusión de estos resultados es que debemos repensar nuestra estrategia hasta ahora”, aseguró el candidato opositor de la alcaldía de Caracas tras el escrutinio. El presidente Nicolás Maduro celebró los resultados y llamó a la “reunificación nacional”.

En estos comicios, los primeros desde el boicot opositor a las presidenciales de 2018 y la de congresistas en 2020, solamente votó el 41,8% de los electores.
Actualizada: 22/11/2021 13:10
PUBLICIDAD

El domingo 21 de noviembre se llevaron a cabo las elecciones regionales de Venezuela y los resultados arrojaron una supremacía sólida del oficialismo, que obtuvo victorias en Caracas y 20 de los 23 estados y mejoró la victoria conseguida en 2017, donde ganó 19 gobernaciones y la capital del país.

En estos comicios, los primeros desde el boicot opositor a las presidenciales de 2018 y la de congresistas en 2020, solamente votó el 41,8% de los electores –poco más de ocho millones de ciudadanos sobre los 21 millones que figuran en el padrón- y contaron con la presencia de una misión de la Observación Electoral de la Unión Europea. Eligieron más de 3.000 gobernantes entre estatales, alcaldías y ayuntamientos.

En Caracas, la capital, se erigió ganadora la exministra del Interior Carmen Meléndez por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con un 58,93% sobre los 15,54% de Antonio Ecarri, el contendiente más cercano.

Dentro del nuevo escenario que se formó luego de los sufragios aparecen victorias chavistas en estados trascendentes como Carabobo, Lara, Aragua, Bolívar y Anzoátegui; mientras que restan el recuento definitivo en Barinas –ciudad natal de Hugo Chávez- y Táchira, donde el oficialismo tenía escuetas ventajas.

Por su parte, la conquista más resonante de la oposición estuvo en Zulia, uno de los estados más poblados del país. Allí, Manuel Rosales –de 68 años y principal adversario de Chávez en 2006- se convirtió en nuevo gobernador por el partido Mesa de la Unidad Democrática.

Además, por el mismo espacio político, José Alberto Galíndez se adjudicó Cojedes, un tradicional bastión chavista. Entretanto, Morel Rodríguez Ávila –del frente Fuerza Vecinal- ganó en Nueva Esparta.

El oficialismo celebra la victoria y llama a la unión 

Luego de publicarse las cifras del sufragio, el presidente Nicolás Maduro tomó la palabra y tildó de “impresionante” el éxito en las urnas. “Las buenas victorias deben celebrarse”, añadió.

Pidió acatar la decisión de los electores y tendió, al menos desde el discurso, un puente para trabajar en equipo con la oposición. “Mi llamado a todos, ganadores y no ganadores, es respetar los resultados, al diálogo político y la reunificación nacional”, expresó desde el palacio presidencial de Miraflores.

Además, explicó la victoria del PSUV desde la “perseverancia” y la “rectitud” de la militancia. Por último, se mostró optimista para trabajar en conjunto con los gobernadores opositores que ganaron en Zulia, Cojedes y Nueva Esparta.

Mientras, Diosdado Cabello –n°2 del espacio- fue más tajante en sus declaraciones luego de mostrar un mapa del país donde estaba pintado de rojo menos las tres secciones donde triunfó la oposición.

“Aquí está, para toda Venezuela, este es el mapa político de nuestro país”, dijo Cabello, que se plegó a las palabras de Maduro y aseguró que estos resultados garantizarán “paz y tranquilidad” y se replicarán en las alcaldías.

La oposición padece un duro golpe en las urnas

Luego de una campaña donde sobresalió la falta de unidad, la carencia de propuestas concretas y años de abstención política, los rivales del PSUV redondearon un magro sufragio obteniendo victorias únicamente en tres estados y cayendo estrepitosamente en sectores vitales como Caracas.

Motivados por la presencia de observadores de la Unión Europea y decepcionados por el fracaso de las sanciones de Estados Unidos contra Maduro, decidieron presentarse en los comicios, pero sin conformar un espacio en común.

Incluso, si no se hubiesen fraccionado y hubieran armado un frente conjunto, las cifras indican que podrían haber ganado siete estados más que quedaron en manos del oficialismo. Ahora se ubican en un escenario desfavorable con vistas a las presidenciales que se desarrollarán en 2024.

Henrique Capriles, líder de la oposición y excandidato presidencial, encabezó la campaña en estas elecciones y manifestó a través de Twitter su pesar, aunque aclaró que la evaluación la harán cuando estén confirmados todos los resultados.

Por su parte, Tomás Guanipa –el candidato opositor en la alcaldía de Caracas- también habló y dijo que deben repensar su estrategia de aquí en más. «Lo que es innegable es que la gran mayoría de este país quiere un cambio, y por eso tenemos que luchar», cerró.

(EFE)

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR