X

La inseguridad y la violencia van de la mano en San Luis: el mapa de los hechos delictivos más graves de 2023

La metodología de los malvivientes fue similar en casi todos los casos; amenazar con armas a sus víctimas y golpearlas. La zona de la UNSL fue en donde ocurrieron más casos.

Los hechos se multiplicaron en los últimos días.

por Nestor Miranda

elchorrillero.com

Actualizada: 19/01/2023 22:59

Es una realidad que en San Luis la inseguridad ya no tiene freno y se apoderó de distintos sectores de la ciudad y de la provincia. Incluso, los hechos violentos se tornaron moneda corriente.

De acuerdo a un relevamiento que realizó El Chorrillero, en lo que va de enero, hubo 11 hechos delictivos bajo la modalidad de asalto. Al menos, los que tomaron trascendencia pública.

La zona de la Universidad Nacional de San Luis fue el sector más elegido por los delincuentes para atacar a las víctimas. La falta de iluminación, cámaras y de presencia policial propició este escenario.

Del análisis se desprende que, en la mayoría de los casos, los malvivientes utilizaron armas blancas y de fuego para cometer los ilícitos. También les propinaron trompadas y patadas para quitarles sus pertenencias.

Otro dato es que las mujeres fueron el blanco preferido y en algunos hechos, los agresores no tuvieron piedad.

Carteras, billeteras, celulares y hasta una bicicleta, fueron parte del botín con el que se apoderaron.

Los hechos:

El 3 de enero, delincuentes asaltaron y golpearon brutalmente a tres jóvenes en la intersección de Ruta 3 y avenida IV Centenario en la zona sur de la ciudad (cerca del Velódromo) para robarles el celular.

Según trascendió, dos de las víctimas fueron arrojadas al Río San Luis y uno de ellos terminó con un derrame en uno de los ojos por un golpe con una piedra.

En la madrugada del 5 de enero, alrededor de las 2:30, en la esquina de Constitución y avenida España, Victoria Díaz, de 57 años, fue abordada por un delincuente que en un primer momento se acercó para hacerle una pregunta y luego sin mediar palabra, le comenzó a pegar trompadas en la cara.

“Largá la cartera o te cag…matando”, fue la amenaza que le repetía. Finalmente, el malviviente logró quitársela. En su interior tenía una billetera con dinero en efectivo y documentación personal.

Díaz terminó con uno de sus ojos sin poder abrirlo a raíz de la hinchazón, varios moretones en el rostro y un corte arriba de una de sus cejas.

El viernes 6, se produjeron tres hechos distintos. En el primero, asaltaron a una bioquímica que trabaja en el Policlínico Regional San Luis. La profesional había salido a comprar a una panadería cercana y cuando regresaba al nosocomio, fue abordada por delincuentes sobre calle Héroes de Malvinas.

En el segundo caso, alrededor de las 22:40, intentaron asaltar a un hombre de unos 40 años aproximadamente cuando se encontraba enviando un mensaje en Ejército de los Andes y Mar del Plata.

Según testigos, un malviviente se le acercó, le apuntó por la espalda con un arma de fuego y lo amenazó para que le entregara el dispositivo y un bolso tipo morral que llevaba. Después, le pegó un culatazo en la cabeza. Como el hombre comenzó a gritar pidiendo auxilio, el ladrón escapó hacia el lado de Almirante Brown donde lo esperaba un cómplice en moto.

A la víctima tuvieron que realizarle entre tres y cuatro puntos.

Casi de inmediato, en Almirante Brown y Chile, motochorros interceptaron a una madre con su hija, las golpearon, las amenazaron con un arma blanca y les robaron la cartera y el celular.

En el ataque, los delincuentes las tiraron al piso, y uno se subió encima de la víctima más joven.

La Policía detuvo a uno de ellos a unas pocas cuadras, en la esquina de Constitución y pasaje San Antonio.

Al otro día, a las 21:45, asaltaron a una mujer cuando salía del supermercado Aiello en Falucho y Aristóbulo del Valle. No trascendió más información de este caso.

En la madrugada del 8 de enero, ocurrieron dos hechos similares contra dos jóvenes cuando llegaban de bailar a sus viviendas; a uno de ellos lo agredieron con una piedra en la cabeza para quitarle sus pertenencias en el barrio Procrear, mientras que al otro lo amedrentaron en el barrio 500 Viviendas Norte.

Dos días después, por la noche, malvivientes ingresaron a una casa de la manzana F, del Anexo 3 del barrio Eva Perón, donde agredieron salvajemente a una persona en silla de ruedas y luego lo tiraron al piso.

La víctima fue trasladada al Hospital Cerro de la Cruz, donde quedó en observación. El diagnóstico que dio el personal médico fue que presentaba una desviación de su cadera y fracturas en distintas partes de cuerpo tras la golpiza recibida.

El 14 de enero, también por la noche, un delivery de Pedidos Ya fue asaltado cuando entregaba un pedido al barrio ATE I. Según describió, un delincuente armado lo amenazó y le pegó un culatazo en la cabeza. Así logró despojarlo de la bicicleta que era su herramienta de trabajo.

El último hecho se produjo este lunes alrededor de las 23 en la manzana B del barrio 100 Viviendas Jóvenes, en el sur de la capital.

La propietaria de la casa, de 35 años, salió al patio de su casa y se encontró con dos hombres. Uno de ellos le pegó una patada en el estómago que la hizo tirar al suelo y continuó golpeándola con un ladrillo o una piedra en la cara. Ambos agresores escaparon.

Por la brutal golpiza, la mujer quedó internada en observación. Una vecina fue quien la auxilió.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR