X

Reclaman frente a la Jefatura por la “falta de colaboración” policial

La familia de la joven protestó contra los efectivos que no se presentaron a declarar ante la jueza en lo Penal, Virginia Palacios. A la joven la encontraron muerta en 2012 con un disparo en la cabeza. La herida mortal la ocasionó el arma de su pareja que era policía. Siempre dudaron que se haya suicidado. 

Gentileza Familia Cejas
Marta junto a su familia busca justicia desde 2012.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/09/2017 00:14
PUBLICIDAD

Hace cinco años y dos meses Ginette Marilyn Cejas fue encontrada sin vida con un disparo en la cabeza, provocado por una pistola 9 milímetros. El arma le pertenecía a su novio, un policía que se desempeñaba en el Comando Radioeléctrico.

Más allá que investigadores de la causa y su novio, Roberto Celi sostienen que Marilyn se suicidó, sus padres, una familia oriunda de Quines, plantean que la evidencia “es contradictoria”, ya que “las pericias dijeron que se disparó con la izquierda y ella era diestra”. Ese es el motivo por el cual la familia cree que difícilmente se haya lesionara por sí misma.

Los padres dirigen la mayor de sus sospechas a la pareja de su hija, ya que consideran que “pudo haberla matado porque sabía demasiado de sus tramas en la policía”.

La novedad pasó este miércoles al mediodía cuando su madre, Marta Cejas, se reunió con familiares y amigos para protestar frente de la Jefatura.  La “lentitud de la causa” y la “mala predisposición de la Policía”, fueron los principales motivos.

Con carteles de “Justicia por Marilyn Cejas”, la mujer se presentó junto a sus hijas Bárbara y Melanie.

“Hemos demostrado ser pacientes y respetuosos, pero todos tenemos un límite y hoy decidimos que vamos a empezar a presionar más para lograr el esclarecimiento definitivo de la muerte”, afirmó Cejas en diálogo con elchorrillero.com.

Dijo que ninguna autoridad los atendió. “Me hubiese gustado que alguien con algún tipo de cargo diera la cara”, sostuvo.

También acusó a la institución policial por encubrimiento y se quejó: “Unos 26 policías trabajaron en el lugar, son participes y cómplices. No puede ser que desde el comienzo no tengamos aclarado como sucedió todo”.

“Marilyn sabía muchas cosas de su novio y de sus compañeros, muchas veces amenazó con hablar. Hoy puedo decir que los que actuaron en el lugar sabían lo que hacían”, señaló.

La mujer aclaró además que solo piden justicia y que les digan la verdad; que si se suicidó “que lo demuestren”.

Mientras espera que la investigación avance sostiene que su hija “cayó en una trampa”.

La causa

El juez original de la causa fue Jorge Sabaini Zapata, quien luego de tres años decidió archivarla. Hace un año y medio la jueza Virginia Palacios reabrió el expediente y desde ese entonces está al frente del caso.

Sobre el actuar de Sabaini Zapata, Cejas dijo que “no hizo ningún tipo de investigación, fue un negligente y también se convirtió en cómplice”.

La primera hipótesis que se manejó fue la del suicidio. Las pericias confirmaron que el arma fue encontrada en la mano izquierda de la joven.

Cejas argumentó que en ese peritaje “no hay congruencia en el ingreso del proyectil, porque los médicos siguen cada uno su criterio, unos dicen que fue en la sien izquierda, y otros que fue por la derecha”.

Actualmente el caso está caratulado como “averiguación de muerte”, pero Cejas advirtió que pedirán el cambio de carátula porque “ya hay muchos elementos para que se modifique”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR