X

Presentan programas de incentivos económicos para empresas

El ministerio de Trabajo de la Nación dio a conocer cuatro iniciativas destinadas a mejorar la competitividad y la calidad del trabajo en San Luis.

Foto Gerencia de Empleo
El miércoles 27 se explicarán los alcances de los programas durante una actividad que se desarrollará en la ciudad de San Luis.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/09/2017 00:04
PUBLICIDAD

La Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral organizó dos convocatorias para exponer los programas de Entrenamiento para el Trabajo, Inserción Laboral, Empalme y el Crédito Fiscal para la formación laboral.

El miércoles 27 se explicarán los alcances de los programas durante una actividad que se desarrollará en la ciudad de San Luis. La primera reunión se realizó el viernes en la sede del Consejo de Ciencias Económicas de Villa Mercedes.

Las iniciativas están a disposición de las empresas y centran la atención en dos ejes: la formación del personal a través del Crédito Fiscal y la incorporación de personal a través de Entrenamiento para el Trabajo y Empalme que implican beneficios más allá del tamaño y rubro.

Los principales destinatarios serán aquellas personas que no tengan empleo. Otro de los objetivos es incentivar la contratación en blanco por parte del sector privado y fomentar la capacitación de los trabajadores.

El titular del organismo a nivel provincial, Juan Castillo, explicó a elchorrillero.com los objetivos que persigue el Gobierno nacional a través de estas herramientas.

“Las acciones se basan en dos pilares, por un lado la formación para que los desempleados puedan integrarse al mercado laboral y por otro lado crear estímulos para el sector privado, haciendo más atractiva y fácil la contratación de personal”, aseguró el funcionario.

En todos los programas, el Estado nacional se encargará de aportar la totalidad o una parte de lo que ganen mensualmente los beneficiarios. De esta manera buscan aliviar la carga económica que implicaría para el sector privado las contrataciones. Además, otorgará beneficios impositivos y fomentará la profesionalización.

Castillo valoró que el Entrenamiento en el Trabajo “le sirve al desempleado porque se entrena en una tarea en particular, genera cultura laboral y al finalizar tiene una constancia de su participación, la que puede adjuntar al currículum”.

Por otro lado enumeró los beneficios que percibirá el empleador: “El ministerio es el que paga el entrenamiento, no hay relación de dependencia y más allá que esté enseñándole, cuenta con una persona colaborando en las tareas”.

“Es una buena articulación entre el sector privado, público y los desempleados”, sostuvo.

A continuación las características principales de los cuatro programas:

Entrenamiento para el Trabajo

Está destinado exclusivamente para los desempleados y consiste en prácticas diarias de cuatro horas de lunes a viernes, con una duración máxima de seis meses.

El empleador es el encargado de elegir a la persona, que se encuentra en la base de datos del ministerio de Trabajo. Mientras que el Estado abonará $3600 mensuales al trabajador, que deberá capacitarse en la tarea correspondiente.

El privado solo debe abonar un seguro y un programa médico obligatorio (que ronda los $900) para que el beneficiario esté protegido ante cualquier accidente.

Si el comercio o monotributistas no contrata finalmente al participante del programa, deberá esperar seis meses para volver a recurrir al beneficio.

Programa de Inserción Laboral

Este plan puede complementarse con el anterior o aplicarse de forma independiente. Si el empleador considera la segunda opción, el trabajador comienza a trabajar en blanco inmediatamente, salteando la etapa de entrenamiento.

La cartera nacional envía al comerciante una lista de posibles personas con el perfil requerido y luego se hace cargo de hasta $4200 del sueldo de bolsillo de los seleccionados durante seis meses.

Por ejemplo cuando Burguer King se instaló en San Luis, aplicó esta dinámica. Desde la Gerencia de Empleo sugirieron a 300 jóvenes puntanos de los cuales la empresa multinacional seleccionó a los que precisaba.

Programa Empalme

Es similar al anterior, pero ampliado con una duración de hasta 2 años. Para acceder a este beneficio las personas tienen que haber participado de algún programa dependiente del ministerio de Trabajo o Desarrollo Social.

En este caso la cartera que dirige Jorge Triacca se hace cargo de un máximo de $4000 del sueldo. Además se complementa con una ley que otorga a los privados, que contraten a estas personas, el beneficio de ahorrarse el 100% de los aportes, de cada participante del programa en el primer año, y del 75% en el segundo año.

Las empresas que tengan un mayor caudal de ingresos, también tendrán la ayuda impositiva, pero en un 50% durante los 24 meses que dura el programa.

Crédito fiscal para la formación profesional

Las compañías que quieran capacitar a su personal, en cualquier temática tendrán la posibilidad de presentar un proyecto y el ministerio financiará hasta $500.000 anuales.

Los cursos de formación los puede dictar un tercero, pero la Gerencia de Empleo garantizará que el debido desarrollo de los mismos.

El aporte estatal se otorgará en un certificado fiscal que los empresarios podrán utilizar para pagar IVA o Ganancias. Si a la patronal no le corresponden estos impuestos puede endosarlo y venderlo (por su valor de $500.000) a otra compañía que sí los pague.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR