X

La muerte del joven en la escuela se produjo por una “afección cardíaca”

El juez Penal Nº 1, Sebastián Cadelago Filippi, confirmó que Franco Antonio Soria de 23 años, falleció por una aneurisma congénita.

Determinaron que la muerte del chico fue por una "aneurisma congénita".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 08/11/2017 16:30
PUBLICIDAD

El chico que residía en el barrio 500 Viviendas del sector sur de la ciudad de San Luis fue encontrado sin vida en unos de los baños exteriores del Centro Educativo Nº 1 “Juan Pascual Pringles”.

En declaraciones con los medios, Filippi comunicó que dialogó con el médico forense Ricardo Torres y que la autopsia dio como resultado “una aneurisma congénita, que en principio sería una muerte natural”.

Además confirmó que Soria se encontraba con un amigo en el momento de su deceso: “Estaba con otro chico que lo habría asistido. Este menor, que a diferencia del muchacho fallecido sí asistía al colegio, dijo que se desvaneció y que comenzó a convulsionar. Inmediatamente intentó darle auxilio pero luego se presentaron directivos del establecimiento, empleados y demás que dieron aviso”.

“Habrían ingresado solamente para utilizar el baño. Al parecer estuvieron tomando cerveza en el centro y decidieron entrar”, indicó.

Si bien no presentó lesiones, el magistrado admitió que “tenía un corte debajo del arco superciliar izquierdo, que según dijo el acompañante, se la produjo en una mesada donde se ubican los lavatorios”.

La investigación continuará con el estudio de otras pericias que se realizaron en el lugar.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR