X

Ahora, el Gobierno entregará en Justo Daract las viviendas que debieron estar habitadas a principios de 2016

Se trata de los complejos habitacionales que comenzaron a construirse en la gestión anterior en Justo Daract. Corresponden a los planes Progreso y Sueños y Solidaridad, que dejaron de existir tras la asunción de Rodríguez Saá.

La postergación en la entrega de viviendas le salió a cada adjudicatario $140 mil aproximadamente.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 03/07/2018 21:38
PUBLICIDAD

La construcción se inició durante la gobernación de Claudio Poggi, y formaban parte de los planes “Progreso y sueños” y “Solidaridad”.

Con Rodríguez Saá como gobernador, la obra de las casas en Justo Daract que ya tenían hasta el techo construido, se frenó, como así también toda la política de viviendas.

La entrega estaba prevista para principios de 2016, sin embargo eso nunca ocurrió y a los adjudicatarios no les quedó más opción que esperar más de dos años para cumplir el sueño de la casa propia.

En este caso se judicializó la obra y de ese modo se detuvo la construcción. Recién este jueves se hará la entrega de las 114 viviendas.

La gestión de Rodríguez Saá promovió una denuncia penal a través de la Fiscalía de Estado contra Poggi. Se argumentó la actuación de dos escribanos en la escrituración de los lotes.  Así el Gobierno dejó en manos de la Justicia un proceso que afectaba a más cien familias.

Si se toma como promedio un alquiler de $5000 y los 28 meses de demora que tuvo el Gobierno para entregarlas, la decisión de oficial le salió $140.000 a cada propietario en concepto de pagos de alquiler.

En junio de 2017 desde Obras Públicas se dijo que estas viviendas “están destinadas a los sectores más humildes” y que por eso “es una prioridad del Gobierno tenerlas listas”.

De las 114 construcciones, 96 corresponden a los programas Progreso y Sueños y las 18 restantes al plan Solidaridad.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR