X

Las madres del dolor marcharon en silencio por las calles de San Luis

Bajo un pedido de Justicia y lucha contra la impunidad, familiares de víctimas se manifestaron para exponer sus casos. Lanzaron globos negros que simbolizaron el luto por “los ángeles” que se “fueron al cielo”.

Los familiares de víctimas y desaparecidos se congregaron en la esquina del Correo y marcharon por su pedido de “Justicia”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/08/2018 03:04
PUBLICIDAD

En un contexto de nubes grises, viento y frío, los familiares de víctimas y desaparecidos se congregaron en la esquina del Correo, en la capital puntana, y marcharon por su pedido de “Justicia”. Exhibieron pancartas, remeras y pañuelos negros para expresar la angustia y el dolor.

La manifestación comenzó en la calle Junín y siguió hasta la esquina de Rivadavia; desde allí continuaron por la peatonal. Luego dieron vuelta a la manzana por 25 de Mayo y San Martín hasta concentrarse frente al Poder Judicial. Estuvieron presentes familias de la capital puntana, Villa Mercedes y Villa de Merlo.

Durante el trayecto un parlante portátil sirvió para comunicar los petitorios y en algunos intervalos se reprodujo la canción “Cómo olvidarme” de la banda La Beriso, cuya letra resinificaron desde sus pérdidas.

Por la peatonal, los familiares se dirigieron hasta el Poder Judicial.

Por instantes mencionaron los nombres de algunas víctimas seguidos de la palabra “Justicia”, y en esos momentos algunos familiares no contuvieron las lágrimas.

Florencia Di Marco, Félix Dip, Carla Pereira, Daniel Suárez, Lorena y Lucía Zanón, Emanuel Gutiérrez, Hugo Flores, Abel Ortíz, Fernando Arias, Diego Morales, Lucas Bolotti, fueron algunos de los desaparecidos y fallecidos que mencionaron en cada paso.

Los presentes tomaban el micrófono, y contaron cómo viven en medio del dolor. Una mujer sacó una biblia y manifestó que lo único que le daba fuerzas era “la palabra de Dios” y alentó a los presentes a “tener fe”.

Al llegar al edificio de Tribunales las referentes de la Fundación Madres del Dolor tomaron la palabra para manifestar los principales reclamos; se quejaron por la dilación de los procesos judiciales y los huecos legales que “benefician” a los culpables.

“Queremos Justicia, no a la impunidad, no al olvido. Nuestro dolor es el nombre de cada hijo por el que caminamos, les decimos a todos que no estamos desquiciadas, estamos de pie aún después de que nos mataron un hijo. No importa a todo lo que tengamos que enfrentarnos”, expresaron.

En medio de algunas discusiones con taxistas y conductores que se quejaron por el corte parcial del tránsito, algunos familiares lloraron abrazándose entre sí y exclamaron: “Pónganse a laburar (los jueces), son lamentables los garrotazos que nos da la Justicia”.

Además se preguntaron retóricamente en reiteradas oportunidades si las autoridades saben lo que es “acostarse llorando porque robaron la familia”.

Remarcaron que quieren presos a los asesinos y violadores, y que “no los maten en La Botija”, sino que cumplan sus condenas en la cárcel. “Es una vergüenza que haya presos con privilegios”, agregaron.

Pidieron que la Justicia actúe en las causas.

“Ojalá que los jueces de turno se animen a salir y nos den una explicación a los padres para ver de qué manera seguimos adelante”, reflexionaron a toda voz. Asimismo ningún representante de la Justicia salió al encuentro.

Más tarde empezaron a rememorar los casos emblemáticos como el de Abel Ortíz (desaparecido), Jairo González (muerto por “gatillo fácil”), Marco Escobar (fallecido “por mala praxis en el Policlínico”), Lucas Bolotti (desaparecido), entre otros.

Cerca del final dejaron una serie de fotografías de los fallecidos y desaparecidos pegadas en el portal principal del Palacio de Justicia. Incluso las acompañaron con imágenes de “las madres que murieron de cáncer” para simbolizar la canalización del dolor a través de la enfermedad.

“Que se sepa la verdad, que se sepa dónde y cómo está. Dormiría más tranquila sabiendo que no sufre, no puede ser que nadie haya visto nada, era un lugar muy seguro donde estábamos”, reflexionó en diálogo con elchorrillero.com la mamá de Lucas Bolotti, Estela Vicondoa.

Por otra parte la presidenta de la Fundación Madres del Dolor hizo lo propio y dijo que “es lamentable” el hecho de que cada día se agregue “una mamá más” a la lucha, en el sentido de la conmoción que representan los casos de injusticia.

“Queremos la verdad, nuestros hijos no andaban por la vida llevándose el mundo por delante”, puntualizaron mientras de fondo se escuchaban las campanas de la Iglesia Catedral.

Por último soltaron globos  negros que simbolizaron a “cada ángel” que “se fue injustamente”; y a ellos les pidieron deseos desde lo profundo de su silencio.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR