X

Confirmaron que continuará por tiempo indeterminado la toma de la UNSL

Los estudiantes cuestionaron “la presión” que sienten ante la discusión por la liquidación de haberes del personal, que se vio interrumpida por la medida.

Foto Captura
La medida se podría profundizar de acuerdo al contexto.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/08/2018 21:47
PUBLICIDAD

Tres voceros que integran el grupo de estudiantes autoconvocados que encabezan la medida de fuerza, brindaron esta tarde una conferencia de prensa en la que manifestaron las últimas novedades de los reclamos: la toma continúa.

Cuestionaron la dilación, que aducen al Gobierno Nacional, en el giro de las partidas presupuestarias a las universidades.

Sgún advirtieron, hay demoras de “hasta 5 meses” en la mayoría de las instituciones.

“Venimos de una situación en la que muchas universidades del país no podían afrontar los gastos corrientes, las boletas de luz, de gas y esto se debe al ahogamiento presupuestario”, expresaron.

Así reafirmaron que “la pelea por el presupuesto educativa es ahora” porque “el ajuste se está desarrollando hacia todos los niveles”. Por tales razones las acciones en el edificio del rectorado y el IV bloque seguirán “por tiempo indeterminado”.

“En este contexto nacional se ha ido construyendo un plan de lucha de manera colectiva y el movimiento estudiantil ha ganado un rol protagónico, se ha impulsado mucho más la lucha docente por el salario y queremos señalar que tenemos el apoyo explícito de los sindicatos ADU y Sidiu, no estamos acá como un grupo suelto”, sostuvieron.

Para remarcar la “profundidad” de la toma hicieron mención de las instituciones que mantienen la misma metodología: Universidad Nacional de Cuyo, Facultad de Filosofía de la UBA, las universidades nacionales de La Pampa, Río Negro, Córdoba, Entre Ríos, la UNViMe, la Universidad Nacional del Litoral, Mar del Plata, La Plata y la Universidad Nacional del Sur.

Discusión de desalojo y liquidación de haberes, dos ejes críticos

A lo largo de las intervenciones resaltaron ambos temas a modo de crítica a las presiones que aseguran recibir por parte de distintos sectores.

“En cuanto a esta presión, tal como la hemos sentido nosotros desde que tomamos este edificio, referida a la liquidación de haberes de los trabajadores docentes y no docentes, queremos expresar que esta lucha es justamente por los salarios de toda la comunidad educativa, por el presupuesto, en ningún momento hemos tenido ánimo de interferir”, aseguraron.

En ese sentido añadieron que el domingo pasado uno de los temas emergentes fue justamente el hecho de que la medida causaba el impedimento de la liquidación, con lo que desde entonces estuvieron “dispuestos” a un diálogo con las autoridades de la UNSL.

“Nunca se han expresado directamente con quienes llevamos la toma. Se comunicaron el fin de semana pasado cuando había actividades por el aniversario de San Luis, ahí sí levantaron el teléfono y nos preguntaron si les habilitaríamos el auditorio (Mauricio López). Según los intereses sí se pueden comunicar”, apuntaron.

Al mismo tiempo reflexionaron que están “a favor” de los trabajadores de la casa de estudios y que entienden que “hay muchas familias” que dependen de esta cuestión.  “No es nuestra voluntad impedirlo”, expresaron.

También fueron críticos de la idea de desalojar el edificio con la fuerza policial. Si bien el rector Félix Nieto Quintas había manifestado en intervenciones periodísticas que mientras él sea autoridad no se iba a aplicar ese tipo de acciones, los estudiantes autoconvocados tuvieron otra interpretación.

“Circuló una información interna de la Facultad de Química donde dicen que el rector descartó el uso de la fuerza policial, entonces es algo que estuvo en discusión. Repudiamos que hayan puesto aunque sea en consideración el uso de la fuerza física para desalojar una lucha pacífica”, agregaron.

De esta manera mostraron su preocupación ante la presencia de efectivos policiales en la universidad, detallando que se han acercado personas que “no se identificaron” y que no formarían parte de las medidas: “No sabemos si han sido mandados”.

En concreto, la toma seguirá su desarrollo y según vaya fluctuando el contexto, se podría profundizar.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR