X

Hugo Rossi: “Queremos que el radicalismo vuelva a ser el partido de todos los radicales”

Es el candidato a presidente por “Radicales Unidos”, una confluencia de corrientes lideradas por los referentes históricos del partido.

Rossi, es un dirigente tradicional de Villa Mercedes.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/09/2018 01:20
PUBLICIDAD

Hugo “Pipo” Rossi, es un dirigente tradicional de Villa Mercedes, milita en PARA el sector que lidera el ex candidato a gobernador y actual asesor de la Auditoría de la Nación, Walter Ceballos.

En esta instancia es la cabeza visible de “Radicales Unidos” que aglutina a los espacios de Ceballos, Jorge “Pupa” Agúndez y Miguel Bonino.

El candidato a primer delegado del Comité Ejecutivo Provincial sostuvo que buscarán “constituir un gran frente electoral” en 2019 que deberá plantearse con “reglas de juego claras”.

El sábado pasado finalizó el plazo de presentación de candidatos para las internas del 28 de octubre.

La disputa se basa en el escenario político que plantearán desde la UCR para los comicios del 2019.

Rossi señaló que “es hora que el radicalismo sea conducido por un hombre del interior” debido a que en los últimos períodos fue dirigido por dirigentes de la capital.

A continuación la entrevista que concedió a Nino Romero en el programa No te Rindas de FM La Bomba:

-¿Qué los diferencia de la otra lista?

-Primero, soy un hombre que provengo del interior y creemos que es hora que el partido pueda ser conducido por un hombre del interior, después de que en los últimos cinco períodos lo hizo un dirigente de la capital.

Han tenido una permanencia bastante prolongada en la conducción del partido y ahora es el momento del interior para que acerque un poco otra perspectiva con una mayor presencia del partido en todas las localidades del interior. Es necesaria una mayor contención, asesoramiento y acercamiento a cada uno de los legisladores que tenemos en el interior.

El radicalismo está representado en casi todos los concejos deliberantes y creo que cada uno de esos concejales tiene que ser atendido, escuchado, asesorado. Es decir el radicalismo debe tener una mayor presencia en cada una de nuestras localidades.

-¿Ahora hay una falla en el contacto y la contención con legisladores y dirigentes de toda la provincia?

-Sí.  También hay fallas en la actividad del Comité Ejecutivo provincial porque se ha reunido en lo que va del año cuatro o cinco veces. Si consideramos la dinámica política, la situación actual del país y de la provincia, debemos darle otra impronta a la UCR. Lo que pasa es que a veces no se puede estar de los dos lados del mostrador, ser funcionario y ser autoridad partidaria, y esto también es una cuestión que ponemos sobre la mesa de discusión.

Rossi representa la lista “Radicales Unidos”.

-¿Proponen que el dirigente sea autoridad partidaria o funcionario?

-Así es. Entendemos que debe ser así. Después de varias conducciones de consenso, queremos que otro sector conduzca el Comité Ejecutivo. Como esto no se pudo acordar hemos decidido consultar a los afiliados y que ellos a través de su voto elijan a las nuevas autoridades.

Una práctica, que si bien a veces resulta un poco ruidosa o tumultuosa para quienes nos observan desde afuera, es una sana costumbre.

Como hemos perdido muchos afiliados en el devenir de estos últimos años, es importante que se ponga en valor el afiliado y que volvamos a tomar contacto.

-¿Está de acuerdo con la continuidad de la alianza con Avanzar o es partidario de que sea Cambiemos en San Luis?

-Nosotros somos partidarios en primer lugar de que todos los radicales estén sentados a la mesa de discusión de la UCR. Uno de los grandes desafíos que tenemos es no excluir a ningún sector de esa discusión. Hasta los sectores más pequeños de la UCR se deben sentar y discutir cada uno de los temas.

En segundo lugar estoy convencido que en la provincia de San Luis hay que conformar un gran frente electoral, pero con reglas de juego claras para la selección de candidatos. Debe ser transparente y democrática, de acuerdo a los principios que hemos defendido toda la vida.

El frente electoral puede incluir a quienes lo constituimos en 2017 y a nuevos actores que se sientan convocados por el desafío de producir la alternancia de una vez por todas en la provincia de San Luis. Pero nosotros no nos creemos ni más ni menos que nadie y no nos gusta estar sometidos a los caprichos de nadie. Con esto es claro el mensaje que estamos dando.

-El candidato a gobernador debería definirse en una elección de la que participen todos los postulantes de los partidos que formen el frente electoral opositor…

-Así es. Creo que si el radicalismo es exitoso y si la nueva conducción engrandece aún más al partido, ese es el desafío.

-¿Qué ocurriría en el radicalismo si Claudio Poggi le gana en una primaria  Walter Ceballos?

-Esas son las reglas del juego de la democracia.

-¿Se aceptaría o cuál sería la actitud teniendo en cuenta la judicialización del año pasado?

-Claro, pero eso se dio porque no hubo reglas de juego absolutamente claras. Lo judicializaron quienes sintieron que estaban afectando sus derechos de ser elegidos.

Para evitar esto, nosotros creemos que se debe optar por respetar las tradiciones democráticas de selección de candidatos. El marco de reglas claras no solamente implica la elección y selección de candidatos sino también  la confluencia de un proyecto común que nos contenga a todos y que sea participativo fundamentalmente.

-El año pasado el sector de Jorge “Pupa” Agúndez, quedó como funcional al oficialismo provincial. ¿Qué opinás?

-Nosotros participamos de la lista de consenso del Frente Avanzar y Cambiemos. Son chicanas que se utilizan en las campañas. No creo que dirigentes de la trayectoria de Miguel Ángel Bonino y de Pupa Agúndez puedan ser funcionales porque han dado sobrados testimonios de oposición durante más de 30 años de militancia

Hay que ser cuidadoso. Los radicales por ahí desbordan sus pasiones y hay que evitar todo ese tipo de confrontaciones que no hacen bien. Por eso queremos que el radicalismo vuelva a ser el partido de todos los radicales.

-Si “Radicales Unidos” gana la interna van proponer que Walter Ceballos sea el candidato a gobernador del frente electoral…

-No, esto no está ni siquiera discutido. La candidatura de Walter Ceballos a gobernador es propugnada por un sector, pero en la medida que surjan otros candidatos tendrá que disputarse la correspondiente selección. Todo dependerá de las reglas de juego que se fijen en la provincia. Si son PASO o PAS porque eso año a año es cambiante.

-¿Sos partidario de que los cargos se definan en una elección interna y no por encuestas?

-Por supuesto. Soy partidario de las elecciones y de buscar legitimarse con el voto del ciudadano.

-Si triunfa tu sector en la interna, ¿estás de acuerdo en una alianza con el partido Avanzar, Libres del Sur y los que están ahora?

-Soy partidario de un frente electoral con todos los que se opongan al régimen vigente desde hace más de 30 años, en la medida en que nos pongamos de acuerdo y confluyamos en un proyecto político común.

-Deduzco que tenés una visión crítica hacia el accionar político de la alianza Avanzar y Cambiemos en San Luis en estos años…

-Indudablemente y diríamos en el último hecho. Creo que muchos ciudadanos estamos esperando que se haga una autocrítica de cómo perdimos más de veintidós puntos. Sin buscar excusas o atajos porque creo que se perdió por virtudes de nuestro adversario, pero también por muchos errores propios. Nosotros no hemos puesto sobre la mesa cuáles han sido nuestros errores y es el punto de partida para corregir y no volver a equivocarnos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR